Inicio » Vídeos de Coches » [Vídeo] ¡Así se repara un Citroën DS3 de rally siniestrado en tan sólo 30 minutos! Tu taller debería tomar nota…
Citroen DS3 Rally (1)

[Vídeo] ¡Así se repara un Citroën DS3 de rally siniestrado en tan sólo 30 minutos! Tu taller debería tomar nota…

El piloto de Rally Stephane Lefebvre estaba participando en el Rally de Polonia con el equipo de Citroën Racing, cuando un fatídico accidente hizo que destrozara el lateral trasero de su DS3 -y con ello la suspensión- al chocar contra contra un árbol.

No sabemos cómo consiguió llegar hasta donde le esperaban sus mecánicos, que veían atónitos el estado en el que llegaba el coche, pero esto no iba a ser ningún problema que no pudieran solucionar, todo ante la atenta mirada del público.

Citroen DS3 Rally (2)

Si algo caracteriza a los coches de rally es que están construidos y diseñados para ser montados y desmontados al completo en poco tiempo, de esta forma se puede ahorrar gran cantidad de tiempo en su reparación y marcar la diferencia en una competición de estas características, donde una sola milésima de segundo puede decidir el ganador. Así que en el preciso instante en el que llegó Lefebvre todo el equipo se puso manos a la obra y en un tiempo de récord consiguieron transformar totalmente el coche que había llegado en estado siniestro.

   ¿Buscas coche NUEVO?
Descubre nuestras ofertas »

La habilidad de los mecánicos es absolutamente impresionante, desde el primer instante en el que llega el DS3 a sus manos se ponen a trabajar a contrarreloj, incluso antes de que el propio piloto tuviera tiempo para salir de su bólido. En tan solo unos minutos quitan las partes dañadas, y en los 20 minutos restantes reparan la suspensión, los frenos y el eje de transmisión trasero en un tiempo de vértigo, reparación que hubiera llevado alrededor de una semana en tu taller habitual, meses incluso si las piezas necesarias no llegan a tiempo.

Rápidamente el coche empieza a coger forma de nuevo, se arreglan incluso los golpes de la carrocería a golpe de martillo y las luces traseras son reemplazadas por otras nuevas -todo al puro estilo reality show americano donde se transforma un coche para devolvérselo a su dueño como una gran sorpresa-, se prueba que todo funciona correctamente y en seguida el piloto francés vuelve al interior de su biplaza para seguir luchando por un puesto en la competición.

Los aplausos del público y dentro del equipo de Citroën crecen a la salida del coche de Lefebvre, que ven sin palabras cómo se ha obrado un milagro que parecía imposible. El piloto galo cayó hasta la 12º posición tras el accidente, pero finalmente se recuperó y finalizaría noveno.

Fuente: Motor1

Noticias del motor y Ofertas de Coches Nuevos - Autonocion.com