Inicio » Vídeos de Coches » [Vídeo] Así rueda el Ferrari FXX K en el circuito de Imola: ¿Quién dijo que los híbridos eran aburridos?

[Vídeo] Así rueda el Ferrari FXX K en el circuito de Imola: ¿Quién dijo que los híbridos eran aburridos?

Libre de homologaciones o reglamentos de competición y sin estar de hecho previsto su uso en la competición, el FXX K ha sido equipado con innovaciones tecnológicas que garantizan una experiencia de conducción deportiva extrema.

Con una potencia total de 1.050 cv (860 cv entregados por el motor V12 y 190 cv entregados por el motor eléctrico) junto a un par máximo que pasa de los 900 Nm generan una auténtica bestia.

El V12 de 6.262 cm3 del FXX K está dotado con un árbol de levas de distribución mecánica de válvulas en lugar de hidráulica que ha sido conseguida cambiando el mapa de motor específico, conductos de admisión rediseñados y con un tratamiento especial de pulido y un sistema de escape modificado donde los silenciadores han sido eliminados.

El nuevo sistema HY-KERS ha sido evolucionado centrándose en su más puro carácter prestacional facilitando que el conductor pueda controlar la lógica del funcionamiento desde la consola central con cuatro posiciones del Manettino:

– Qualify para obtener el máximo rendimiento durante un limitado número de vueltas.

– Long Run para optimizar el rendimiento.

– Manual Boost, para entrega instantánea de un par máximo.

– Fast Charge, para activar la recarga rápida de la batería.

   ¿Buscas coche NUEVO?
Descubre nuestras ofertas »

La piel de LaFerrari se ha depurado al máximo para mejorar las prestaciones del modelo. En el frontal destaca un spoiler de perfil gemelo y un splitter más grande (30 mm más bajo y cuenta con un hueco en el centro).

Los bajos del frontal se han rebajado 30 mm para aumentar la aceleración del flujo de aire y por tanto, la carga aerodinámica. Dos pares de elementos verticales, una tapa y en el exterior un nuevo sistema de aletas verticales sirven para canalizar el aire hacia los flancos, generando un vórtice longitudinal.

Las soluciones en la parte trasera parten por un aumento de la altura y un spoiler móvil que se despliega hasta los 60 mm en toda su extensión, una aleta vertical y una pequeña ala a cada lado que actúa como guía.

En total se ha mejorado un 50% la carga vertical en la configuración de baja resistencia y de un 30% en la configuración más agresiva de carga aerodinámica, quedando reflejado en la cifra de 540 Kg a 200 km/h.

El modelo ahora equipa neumáticos lisos Pirelli con sensores que monitorizan la aceleración longitudinal, lateral y radial, junto con la temperatura y la presión.

Desde el Manettino ahora también se puede controlar el nivel de intervención del diferencial electrónico E-Diff, el control de tracción F-trac y el Racing SSC (Control Racing de ángulo de deslizamiento) especialmente calibrado para adaptarse a los neumáticos lisos. Adicionalmente se ha añadido un ABS de alto rendimiento.

Noticias del motor y Ofertas de Coches Nuevos - Autonocion.com