Inicio » Noticias del Motor » Un estudio condena a los vehículos de combustión: En 2035 dejarán de venderse, en 2050 desaparecerán
Escape BMW M4

Un estudio condena a los vehículos de combustión: En 2035 dejarán de venderse, en 2050 desaparecerán

Estos días hemos hablado de soluciones como aumentar el octanaje de la gasolina para mejorar la eficiencia y reducir las emisiones; de medidas específicas que se están tomando en nuestro país, como el hecho de que las principales ciudades españolas y Greenpeace están luchando para que el vehículo privado deje de ser el “dueño” de las callese incluso del caos que se produjo en Madrid en el ‘Día Sin Coche’, una jornada que experimentó un crecimiento de un 89% en el tráfico cuando el efecto debería haber sido justo el contrario.

Nos ha tocado vivir en una época en la que la contaminación y la eficiencia energética son uno de los principales quebraderos de cabeza de las autoridades alrededor de todo el mundo. En el sector del automóvil, los problemas de emisiones y las restricciones en las principales ciudades europeas son ya una realidad, especialmente en relación a los vehículos más antiguos y los modelos diésel, y los principales estudios en la materia no auguran un futuro prometedor para el automóvil de combustión interna.

Descenso Atascos

 

En la actualidad, el sector del transporte emite alrededor de un 14 por ciento de las emisiones mundiales que provocan el efecto invernadero, y no es ningún secreto que necesitamos evolucionar drásticamente hacia los coches eléctricos y ecológicos si queremos salvar nuestro planeta. Según revela el último estudio de Clima Action Tracker (CAT), organización respaldada por tres grupos de investigación europeos, los últimos vehículos con motor de combustión interna tendrían que ser vendidos en el año 2035 si quisiéramos cumplir con el estricto objetivo establecido por los principales líderes mundiales en 2015.

   ¿Buscas coche NUEVO?
Descubre nuestras ofertas »

“Es sorprendente que esto deba ocurrir tan temprano – significa un gran cambio para toda la industria del automóvil” declara a Reuters Niklas Hohne, del Instituto NewClimate.

Igualmente, para llegar al objetivo, los últimos vehículos de gasolina o diésel deberían desaparecer de las carreteras en el año 2050. En diciembre de 2015, los líderes mundiales se reunieron en París para establecer un limite en el aumento de la temperatura global, el cual debía mantenerse “muy por debajo” de los 2 ° C, prosiguiendo posteriormente los esfuerzos para limitar el aumento de la temperatura a 1,5 ° C por encima de los niveles pre-industriales.

humo de escape blanco

Para lograr el primer objetivo, bastaría con que los gobiernos dupliquen las actuales normas en materia de economía de combustible en los vehículos de pasajeros de cara a 2030, logrando a su vez un aumento del volumen de vehículos eléctricos del 50 por ciento hasta 2050. Sin embargo, la segunda meta requiere medidas mucho más drásticas.

Por último, el CAT también señala otra cosa importante, junto a un transporte más ecológico también es necesario un aumento de la producción de energía limpia a partir de fuentes renovables, en sustitución de la actual producción a partir de combustibles fósiles. De nada sirve tener un coche eléctrico si su producción implica grandes cantidades de emisiones a la atmósfera. Actualmente, los Estados Unidos, China, la Unión Europea, la India, México y Brasil son los mayores emisores, mientras que se espera una reducción drástica de las emisiones globales en Japón.

Fuente: Motor1

Noticias del motor y Ofertas de Coches Nuevos - Autonocion.com