Inicio » Noticias del Motor » ¿Un castigo de broma?: Cazado el conductor de un SEAT León CUPRA a 247 km/h en Reino Unido
4

¿Un castigo de broma?: Cazado el conductor de un SEAT León CUPRA a 247 km/h en Reino Unido

No es nada difícil encontrarnos con noticias de récords de velocidad en circuito, sin embargo, cuando estos son llevados a las calles se convierten en asuntos peligrosos de los que hay que hablar.

El pasado mes de Abril, un Louie Howlett de 21 años y natural de Lakenheath fue cazado por un radar cuando circulaba con su SEAT León CUPRA por la A11 a la altura de Icklingham, en Sufforlk.

Sin duda alguna, nunca antes se había cazado a alguien a 247 km/h en ese tramo y sin duda alguna, se lo llevaron detenido por lo que traducido al sistema jurídico español sería un delito contra la seguridad del tráfico tipificado en el artículo 379 del Código Penal. – La desviación del cuentakilómetros respecto a la velocidad real haría que el conductor percibiese en el velocímetro una velocidad de 263 km/h-

Shaun Davis se grabó en Northamptonshire mientras circulaba a 308 km/h y actualmente es la velocidad más alta registrada por un cinemómetro de la policía inglesa.

Aunque a veces pensamos que nuestro ordenamiento jurídico es pésimo, lo cierto es que no hay duda alguna, su lentitud es proporcional a su eficacia. El sistema tarde o temprano termina acabado con estos conductores.

Si te cazan a esta velocidad en una carretera española, el presunto delito podría acarrearte una pena de prisión de tres a seis meses, multa de 6 a 12 meses o trabajos en beneficio de la comunidad de 31 a 90 días.

   ¿Buscas coche NUEVO?
Descubre nuestras ofertas »

1

Además de esto, podrían retirarte el permiso de conducir vehículos a motor y ciclomotores por un tiempo que oscila entre uno y cuatro años, esto sin hablar de que la autoridad judicial podría acordar el decomiso del vehículo utilizado, al considerarse instrumento del delito.

Pues bien, la noticia de hoy es que Louie Howlett, el conductor sorprendido en Reino Unido ha sido condenado al pago de una multa de 436 euros y a 56 días de retirada de permiso de conducir.

Sin duda alguna, las protestas no han hecho más que aparecer desde el conocimiento de la condena del tribunal.

El Inspector David Giles, de la unidad policial de carreteras ha comentado su desacuerdo y su decepción con la decisión del sistema judicial ya que opina que no es un incentivo para ajustarse a las limitaciones de velocidad.

Al parecer, la reducción de la condena de Lakenheath se ha practicado ya que vive con su madre discapacitada que necesita de su carnet de conducir. Además de esto, el joven mecánico se declaró culpable del delito por carta, pidiendo perdón y comentando que había aprendido la lección.

Noticias del motor y Ofertas de Coches Nuevos - Autonocion.com