Inicio » Preparaciones de vehículos » ¡Sutil pero matón!: Así es el último Mercedes-AMG G63 de G-Power con casi 650 CV
Mercedes-AMG G63 por G-Power (1)

¡Sutil pero matón!: Así es el último Mercedes-AMG G63 de G-Power con casi 650 CV

Aunque es bien sabido que el conocido especialista del mercado de accesorios del automóvil G-Power es más aficionado a BMW que a Mercedes-Benz, de vez en cuando el preparador nos sorprende con alguna que otra creación sobre la base de uno de los gigantes de la Estrella más picantes de todos, el Mercedes-AMG G63.

Corría el año 1979 cuando el imponente Clase G vio la luz, iniciando su andadura como un auténtico caballo de batalla que con el paso de los años se ha ido convirtiendo más en un 4×4 de lujo que en una máquina de trabajo. A pesar de ello, con unas sutiles mejoras estéticas y un rendimiento afinado en sus entrañas quizá no nos importe demasiado su evolución…

Mercedes-AMG G63 por G-Power (2)

Realmente, el Mercedes-Benz Clase G es todo un icono dentro del mundo de la automoción y cualquier modificación sobre su carrocería que lo convierta en un modelo aún más agresivo y decidido es bien recibida por los amantes de las preparaciones. Sin embargo, desde G-Power han querido mantener viva la tradición de diseño de la marca durante los últimos 35 años y, por ello, su carrocería únicamente recibe unas llantas forjadas de nueva factura en tamaño de 23 pulgadas y tintadas en negro.

   ¿Buscas coche NUEVO?
Descubre nuestras ofertas »

Eso sí, mención aparte recibe su corazoncito V8 de 5.5 litros Biturbo que de serie ya entrega nada menos que 571 caballos de potencia (420 kW) y 760 Nm de par motor. Tras pasar por la mesa de operaciones del especialista, el poderoso bloque de ocho cilindros ha recibido con gusto la llegada del módulo Bi Tronik 5 V1 que libera una potencia adicional de 74 CV (54 kW) y 140 Nm, lo que le permite lucir un total de 645 CV y 900 Nm de par máximo.

Mercedes-AMG G63 por G-Power (4)

Este aumento de potencia se traduce directamente en una mejora del rendimiento del conjunto, pudiendo alcanzar los 100 kilómetros por hora desde parado en solo 5,3 segundos. Lógicamente, el limitador electrónico de velocidad se anula junto con el incremento de potencia, algo por lo que el cliente deberá desembolsar 5.796 euros; salvo aquellos que también deseen la rueda de repuesto completa con llanta a juego, los cuales tendrán que rascar en su bolsillo hasta los 8.391 euros.

Galería de imágenes

Fuente: GT Spirit

Noticias del motor y Ofertas de Coches Nuevos - Autonocion.com