Inicio » Pruebas de Coches » Prueba Volkswagen Passat 2.0 TDI BiT BMT 240 CV 4 Motion DSG7: “El Passat de 50.000 euros”
Volkswagen Passat 2.0 TDI BiT 6

Prueba Volkswagen Passat 2.0 TDI BiT BMT 240 CV 4 Motion DSG7: “El Passat de 50.000 euros”

Esta semana os traemos a otro de esos modelos que teníamos ganas de probar. No es la primera vez que recibimos al Passat pero en esta ocasión os traernos a uno muy especial, un modelo que equipa la mecánica diésel más potente que se ofrece en el modelo asociada a un gran cambio DSG7 y a un sistema de tracción 4MOTION. Curiosamente es la mecánica tetracilíndrica diésel más potente que Volkswagen ha ofrecido en su historia… Sin duda alguna se trata de un modelo que asociado al acabado Sport cuenta con un comportamiento impecable, muy refinado y muy confortable pero…
Diseño/Estética - 7.5
Calidad de acabados - 8.5
Equipamiento - 8
Habitabilidad - 8
Maletero - 9
Motor/Refinamiento - 8
Prestaciones - 9
Consumos - 7
Transmisión - 9
Dirección - 7
Comportamiento - 8
Relación valor-precio - 6.5

8

Notable +

Sin lugar a dudas estamos ante un modelo que llega al mercado en su octava generación con un diseño continuista que repite una vez más una fórmula que a la marca le ha funcionado en diversas ocasiones durante las últimas décadas. La carrocería sedán es la más vendida y el modelo está cosechando un buen resultado en el mercado, aunque no en esta exclusiva y explosiva versión que destaca por un comportamiento sobresaliente.

Esta semana os traemos a otro de esos modelos que teníamos ganas de probar. No es la primera vez que recibimos al Passat pero en esta ocasión os traernos a uno muy especial, un modelo que equipa la mecánica diésel más potente que se ofrece en el modelo asociada a un gran cambio DSG7 y a un sistema de tracción 4MOTION. Curiosamente es la mecánica tetracilíndrica diésel más potente que Volkswagen ha ofrecido en su historia…

Sin duda alguna se trata de un modelo que asociado al acabado Sport cuenta con un comportamiento impecable, muy refinado y muy confortable pero su gran hándicap es el precio de partida, que según las tarifas sin descuentos ni promociones de la variante sedán rondamos los 46.000 euros, una cifra que sin duda alguna y pese al generosísimo equipamiento, resulta elevadísima para tratarse de un Passat.

Hace semanas invitamos al Mondeo –Ver Prueba Ford Mondeo-, poco después al Peugeot 508Ver Prueba Peugeot 508– y hoy le toca el turno al polémico Volkswagen Passat, un modelo que ha levantado ciertas ampollas, sobre todo tras haber recibido el premio al coche del año 2015 y más polémico aún por tratarse de una mecánica diésel que pese a no estar directamente implicada dentro de las irregularidades del grupo germano, no deja de ser un TDI.

Con el nuevo Passat debuta la octava generación del Bestseller del que se han fabricado más de 22 millones de unidades desde 1973. Los que lo tachen de continuista no están equivocados pero también hay que tener en cuenta que el Grupo Volkswagen nunca se ha caracterizado por sacar mucho los pies del tiesto. Siempre buscan cierto corte clásico que no perjudique el valor residual de sus modelos en exceso, y ojo, porque esto del es algo que pasa en todas y cada una de sus marcas.

Volkswagen Passat 2.0 TDI BiT 4

Pese a su aspecto, lo cierto es que sí que ha habido cambios y pese a no ser muchos ni muy destacables, lo cierto es que los hay, así que vamos a ver lo que nos ha parecido este modelo alemán. Para la prueba hemos escogido en una carrocería sedán que pretende destacar en el segmento, sobre todo si la asociamos a la mecánica 2.0 TDI BiT BMT 4 MOTION, un salvaje motor turbodiésel biturbo que genera 240 CV y generosísimos 500 Nm de par.

Pese a todo esto, vamos por partes…

Diseño exterior

Sí, el frontal rompe con lo que ofrecía la marca anteriormente pero ojo, no deja de ser extremadamente conservador. El diseño y la composición del mismo hacen que el modelo cuente con una apariencia baja y muy ancha. Esto se debe a las grandes líneas horizontales y a la forma continua que dibujan la parrilla y los faros.

La parrilla está compuesta por cuatro lamas horizontales cromadas. Uno de los puntos destacados de la misma es que la lama superior, la que se sitúa justo al borde del capó se extiende por todo el frontal, ocupando incluso la parte superior de los faros delantero. Esta parrilla monta el logo de la marca en posición central. A ambos lados nos topamos con unos faros en tecnología FULL LED que forman parte del equipamiento de serie del acabado Sport de nuestra unidad de pruebas.

Volkswagen Passat 2.0 TDI BiT 13

Volkswagen ha creado un diseño lumínico completamente nuevo para la octava generación del Passat. El nuevo modelo puede adquirirse con faros halógenos y faros LED. Los faros LED, disponibles en tres versiones –con tecnología de reflectores, en técnica de proyección y con proyección y luz dinámica-, confieren al modelo un aspecto inconfundible. Además de esto, a diferencia de otros modelos probados del mismo segmento y con la misma tecnología, se trata de un sistema con luz más blanca –no tan azulada como la de su competencia-.

En nuestra unidad de pruebas contábamos con la versión superior de iluminación. Se trataba de unos faros de proyección Full LED que se controlaban adicionalmente mediante la cámara del vehículo ubicada tras la luna delantera, justo delante del retrovisor interior. En este sentido, Volkswagen combina, por primera vez, el sistema de control dinámico de las luces largas permanentes «Dynamik Light Assist » y la tecnología LED. La cámara reconoce los vehículos que circulan delante y en dirección contraria y compara los datos registrados con la electrónica de los faros compuestos por varias decenas de diodos luminosos. El sistema coordina la distribución de la luz a través de la unidad de control de la iluminación en curva y del módulo de luz Multibeam orientable. El resultado es muy superior al mismo sistema combinado con el xenón que encontrábamos en la generación B7 y que ya os comentamos que no nos gustaba.

A la altura del paragolpes, nuestra unidad de pruebas montaba cuatro sensores de aparcamiento delanteros que se combinaban a la perfección con la cámara frontal, ubicada bajo el portamatrículas, justo en la entrada de aire inferior que además se encuentra escoltada por dos faros antiniebla halógenos rectangulares.

Espera, ¿has dicho cámara frontal inferior?. Sí, se trata de un sistema compuesto de cuatro cámaras llamado «Area View». No es nada nuevo ya que el sistema debutó en el Touareg en 2010, sin embargo, sí que es la primera vez que llega al Passat.

Este sistema genera una visión de 360 grados del entorno del vehículo y la situación del tráfico a través del sistema de infoentretenimiento. Además, en el acabado Sport el sistema de infoentretenimiento forma parte del equipamiento de serie –me refiero al navegador Discover Pro de 8”-. El sistema Area View es un opcional con un sobrecoste de 470 euros, aunque hay que destacar que el acabado Sport ya incluye de serie la cámara trasera.

Volkswagen Passat 2.0 TDI BiT 46

¿Qué es el sistema de visión 360 grados o Area View? Se trata de un sistema que se basa en cuatro cámaras ubicadas en el portón trasero (1), en los retrovisores exteriores (2) y en la parrilla (1). Con un ángulo de visión superior a 180 grados por cámara, el sistema «Area View» registra el entorno y lo proyecta sobre la pantalla del sistema de infoentretenimiento. Como punto fuerte es que podremos, mediante un botón ubicado en la consola central, cambiar las vistas.

Continuando con el diseño del frontal tenemos que deciros que las líneas se extienden hacia la curva luna delantera a través del ligero capó que por cierto, cuenta con un diseño que realza al ancho y la pequeña altura del frontal.

El nuevo Passat cuenta con las siguientes dimensiones: 4.767 mm de largo, 1.832 mm de ancho y 1.456 mm de alto. El modelo cuenta con una generosa batalla de 2.791 mm

Volkswagen Passat 2.0 TDI BiT 21

Visto de lado, el modelo es muy conservador, de hecho, la trasera también lo es, por lo que las novedades se quedan en el frontal. En este punto debemos destacar las buenas proporciones de un vehículo cuya carrocería ha sido enfocada a la polivalencia –a partir del pilar C, ya que el resto es igual en la berlina-. Los anchos pasos de rueda albergan unas imponentes llantas de aleación de 18” de serie en el acabado Sport. Estas llantas equipan unos neumáticos  Continental ContiSportContact5 en dimensiones 235/45 R18 94W que pese a su tamaño, no disminuían la sensación de confort debido al flanco de corte medio-alto. Las esplendidas llantas de aleación multirradio que montaba nuestra unidad de pruebas suponen un sobrecoste respecto a las de serie (son de las mismas dimensiones y con los mismos neumáticos) de 695 euros.

   ¿Buscas coche NUEVO?
Descubre nuestras ofertas »

Volkswagen Passat 2.0 TDI BiT 2

En el lateral deberemos destacar la línea de la cintura que surca las puertas de generosísimo tamaño que dan acceso al vehículo. También destaca la tercera ventanilla lateral ubicada entre el pilar C y D del modelo. En los retrovisores de nuestra unidad de pruebas equipada con el sistema área view se han incorporados dos de las cuatro cámaras. Los tiradores de las puertas de nuestra unidad de pruebas contaban con un sistema de acceso sin llave que suponía un sobrecoste de 520 euros pero que además nos ofrecía la posibilidad de no sacar la llave ni para acceder, ni para cerrar, ni para arrancar el vehículo.

Tal y como ya he comentado en el lateral, en la trasera pasa lo mismo y contamos también con ese carácter conservador realmente parecido al del B7. El portón ofrece un acceso con un umbral de carga ubicado a una altura adecuada para la carga de objetos pesados. Además de esto, la trasera destaca por una cámara de serie oculta bajo el logo de la marca y un sistema de iluminación FULL LED de serie. El paragolpes monta una fila de sensores de aparcamiento así como dos catadióptricos y oculta las salidas de escape y el sensor de apertura del portón trasero que podremos abrir cómodamente si deslizamos el pie por debajo del mismo.

Volkswagen Passat 2.0 TDI BiT 22

Vista desde arriba, nuestra unidad de pruebas montaba una pequeña antena en negro brillante de serie en el acabado Sport y un techo solar eléctrico practicable con cristal sobretintado y cortinilla eléctrica de generosas dimensiones que supone un sobrecoste de 1.190 euros.

En definitiva, podemos decir que se trata de un modelo de generosas proporciones, con un diseño muy continuista en el que destaca un frontal innovador respecto a lo que nos tienen acostumbrados la marca.

Diseño interior

Bueno, llega un momento delicado. Sí, abrimos la puerta, nos subimos y…,  efectivamente es un cochazo, sin embargo, ojo, porque a pesar de las obvias novedades que os vamos a contar, tenemos la sensación de estar ante más de lo mismo, algo que sinceramente, me parece imperdonable por el estancamiento evolutivo y sobre todo por el precio del modelo, que supera al de sus competidores notablemente.

Efectivamente, hay mejor equipamiento, de mejor calidad, pero las novedades las podemos contar con los dedos de una mano –ojo, hay gente a la que no le gustan los cambios y sin lugar a dudas no pretendo en absoluto transmitir la sensación de un mal interior, al contrario. Hay mucha calidad abordo y esta se percibe en casi todos los elementos, sin embargo, a mí ya me cansa estar ante lo mismo, generación tras generación-

Volkswagen Passat 2.0 TDI BiT 36

Vamos a meternos en materia. Una vez en el interior del nuevo Passat nos damos cuenta de que esas líneas de corte horizontal que la marca ha querido plasmar en el frontal, nos las volvemos a encontrar aquí. El salpicadero de material blando, es un ejemplo de ese diseño horizontal. En este nos topamos con una gran línea a la altura de las salidas de aire que pretende emular una salida de aire continua que abarca todo el ancho del salpicadero. Bajo esta estructura que además monta un clásico reloj analógico en posición central, nos encontramos un listón embellecedor metálico que le da un aspecto deportivo y de calidad al interior.

La consola central es clásica y en nuestra unidad de pruebas se encontraba presidida por una pantalla a todo color, táctil y con sensores de proximidad. Sin lugar a dudas es un sistema de mucha calidad en el que podremos configurar, trastear y disfrutar mucho de todos los sistemas que equipa el modelo, tanto de forma opcional como de serie. En el acabado Sport, el sistema Discover Pro de 8” forma parte del equipamiento de serie. Bajo el sistema de entretenimeinto nos encontramos con un climatizador muy convencional, muy en la línea de modelos como el Golf. Se trata de un sistema tri-zona con dos diminutos displays monocromo para las plazas delanteras y un tercer display ubicado tras el posabrazos central que ofrece servicio a las plazas posteriores.

Volkswagen Passat 2.0 TDI BiT 34

Continuando por el túnel de trasmisión, nos encontramos con la palanca de cambios de la caja de cambios DSG7 que equipaba nuestra unidad de pruebas, que a su vez contaba con un contorno plagado de botones desde los que manejábamos los modos o la desactivación del sistema Start&Stop. Estos falsos botones irán completándose a medida que vayamos integrando los diversos opcionales que puede montar el modelo.

Siguiendo con el túnel de transmisión nos topamos con el freno de estacionamiento eléctrico que libera espacio así como con dos posavasos ocultos tras una cortinilla rígida y un reposabrazos ajustable con un generoso hueco portaobjetos. Uno de los aspectos más logrados además de la integración y la ergonomía, es la discreción. En Volkswagen saben lo que hacen en este aspecto y son capaces de ocultar las entradas de USB, la toma de 12V, etc…, algo que no en todas las marcas pasa o que no todas las marcas tienen tan accesible como Volkswagen.

Ya en el lugar del conductor nos encontramos con un generoso y cómodo asiento con una excelente sujeción para la espalda y las piernas fruto de las prominencias laterales e inferiores de los asientos de carácter semi-deportivo del acabado Sport. Nuestra unidad de pruebas además contaba con ajuste eléctrico, función de masaje y tapizado en cuero perforado con ventilación.

Volkswagen Passat 2.0 TDI BiT 33

Las manos se posan cómodamente sobre un ergonómico, suave y funcional volante de 4 radios desde el que podemos ajustar decenas de sistemas. Tras el volante nos encontramos con una de las novedades en el Passat, que viene siendo la introducción del Virtual Cockpit que en esta marca se llama Active Info Display. Se trata de un cuadro de instrumentos en forma de pantalla con representaciones interactivas. Las luces de señalización, situadas en el área inferior de la pantalla, son los únicos elementos de hardware. La información puede representarse en 2D y 3D en la pantalla de 12,3 pulgadas. La resolución de 1.440 x 540 píxel proporciona una representación gráfica interactiva de todos los detalles extremadamente precisa y de gran calidad.

Volkswagen Passat 2.0 TDI BiT 50

El sistema cuenta con varios modos y el más llamativo quizá sea el “Modo de navegación” donde el tacómetro y el cuentarrevoluciones se desplazan hacia los extremos para proporcionarle mayor espacio al mapa. Si es necesario, existe también la posibilidad de integrar información adicional relativa a las funciones de conducción, navegación y asistencia en las superficies gráficas del tacómetro y del cuentarrevoluciones. Los datos que se refeljan en la consola central a través del sistema de infoentretenimiento, como las fotografías de los contactos del teléfono o las carátulas de CDs, pueden integrarse también en la pantalla «Active Info Display».

Noticias del motor y Ofertas de Coches Nuevos - Autonocion.com