Inicio » Pruebas de Coches » Prueba Fiat 500 TwinAir 105 CV Lounge: Pequeño pero matón
prueba-fiat-500-twinair-ext15

Prueba Fiat 500 TwinAir 105 CV Lounge: Pequeño pero matón

Han pasado ya nueve años desde que Fiat presentase en sociedad el nuevo 500 y desde entonces ha conseguido lo que pocos vehículos logran en su carrera: salvar la marca y mantenerse en el primer puesto de ventas sin desfallecer. Su diseño retro ha calado entre los consumidores y las muchas posibilidades de personalización han permitido que Fiat tenga una opción adecuada a cada cliente, incluyendo también una amplia gama de motores con potencias que oscilan entre los 69 y 180 CV (contando con los Abarth, claro está). El caso es que el Fiat 500 se ha convertido en un…
Diseño/Estética - 8.6
Calidad de acabado - 6.5
Equipamiento de serie - 7.5
Equipamiento opcional - 8.5
Habitabilidad - 6
Maletero - 6.5
Motor/Refinamiento - 7.5
Prestaciones - 8.5
Consumos - 8
Transmisión - 8
Dirección - 7
Frenos y neumáticos - 7.5
Comportamiento - 7
Calidad de rodadura - 5.5
Relación valor-precio - 7

7.3

Notable

Todo un éxito que sigue estando en lo más alto gracias a su bonito diseño y una gama coherente. El motor de 105 CV añade prestaciones y una capacidad rutera interesante aunque la sonoridad puede pasar factura en viajes largos. Su bajo consumo es destacable, así como las posibilidades de equipamiento.

Han pasado ya nueve años desde que Fiat presentase en sociedad el nuevo 500 y desde entonces ha conseguido lo que pocos vehículos logran en su carrera: salvar la marca y mantenerse en el primer puesto de ventas sin desfallecer.

Su diseño retro ha calado entre los consumidores y las muchas posibilidades de personalización han permitido que Fiat tenga una opción adecuada a cada cliente, incluyendo también una amplia gama de motores con potencias que oscilan entre los 69 y 180 CV (contando con los Abarth, claro está).

prueba-fiat-500-twinair-ext23

El caso es que el Fiat 500 se ha convertido en un icono; un producto atemporal capaz de seguir creando admiración a pesar de ser ya muy común en nuestras carreteras. En 2015 recibió su primer lavado de cara más o menos importante y hay que reconocerle a Fiat el buen trabajo realizado.

Durante algo más de una semana he tenido la posibilidad de probar un 500 con el motor 0.9 TwinAir de 105 CV. Es una alternativa minoritaria en ventas pero que sorprende por su buen andar y bajos consumos. Si quieres conocerlo más a fondo, sólo tienes que seguir leyendo.

prueba-fiat-500-twinair-ext-b8

DISEÑO

Estéticamente el Fiat 500 brilla por sus muchos detalles. Es un automóvil que se vende “sólo”, sin necesidad de mucha publicidad. Con el lavado de cara se han incorporado nuevos detalles que lo hacen más moderno sin perder ese aire retro que tanto ha gustado entre los usuarios.

Por ejemplo ahora incluye luces diurnas por LEDs, unos paragolpes más envolventes y pilotos traseros modificados. También estrena diseño de llantas de aleación y la posibilidad de ir pintado en dos tonos como ocurre en la unidad testada que incluye el paquete “segunda piel”.

prueba-fiat-500-twinair-ext-b5

Los que deseen este paquete opcional deberán saber que se ofrece en el acabado Lounge y hace que pierda el techo solar fijo, normalmente de serie. Lo que te llevas a cambio es una carrocería pintada en dos tonos (negro/amarillo o negro/rojo) y unos adhesivos decorativos que ponen la nota simpática al conjunto.

Es probable que esta “segunda piel” no sea la más demandada pero desde luego para aquellos que busquen una mayor diferenciación puede ser una alternativa interesante. No se puede pedir con la carrocería “cabrio” así que si quieres un 500C con dos colores deberás irte al Abarth 595C.

prueba-fiat-500-twinair-int3

INTERIOR

El trabajo realizado por los responsables de Fiat en el habitáculo también se puede calificar de acertado. Se ha mantenido casi todo como siempre pero la consola central se renueva incluyendo nuevos equipos de sonido e info-entretenimiento con pantalla táctil para ajustarse a las modas.

En el acabado Lounge probado la pantalla del sistema UConnect tiene cinco pulgadas, un tamaño algo justo. Es táctil y puede tener radio DAB o sistema de navegación TomTom si pagas por ello (la unidad probada lo equipaba). En el nuevo acabado “S” se ha incorporado una interesante pantalla con siete pulgadas más atractiva y que en unos meses será compatible con Android Auto y Apple Car Play.

prueba-fiat-500-twinair-int-b1

La instrumentación de serie en el acabado Lounge es la convencional con agujas. En opción se ofrece la TFT configurable y a todo color con siete pulgadas que resulta visualmente más atractiva… y también molesta al circular por la noche. La intensidad se puede regular pero incluso en la posición más baja tiene excesivo brillo.

Otros cambios introducidos en el habitáculo afectan a la decoración o terminación de algunos mandos, como los usados en los elevalunas eléctricos o la climatización. Sí gana una guantera con tapa mucho más práctica pero pierde el hueco abierto bajo el aireador izquierdo que resultaba muy útil para dejar las llaves o el mando del garaje.

prueba-fiat-500-twinair-int-b19

Junto con todos estos cambios el 500 ha estrenado tapizados y una nueva ubicación para el puerto USB, resultando más cómodo que antes. En general son cambios pequeños pero como decía más arriba, muy acertados

La calidad de realización está a buen nivel aunque los plásticos empleados para recubrir las puertas son algo endebles y poco agradables al tacto. Mejoran visualmente el conjunto la plancha central pintada en color carrocería y los diversos elementos cromados pero en general no alcanza el excelente nivel logrado en el Opel Adam, claro vencedor de la categoría.

prueba-fiat-500-twinair-int-b8

EQUIPAMIENTO/PRECIO

Con la renovación la oferta del 500 ha ganado en dotación de serie. El nivel de acabado Lounge que es el que he podido probar incluye sin coste el climatizador automático, espejos térmicos, ordenador de viaje, elevalunas eléctricos, sistema de audio con bluetooth, puerto USB, llantas de aleación de 16 pulgadas, techo solar fijo y el paquete cromado exterior.

La unidad testada también incluía la instrumentación TFT, los faros antiniebla, molduras de protección lateral, sistema de navegación TomTom, tapizado en piel “Frau”, sensor de aparcamiento trasero y la ya mencionada “segunda piel”.  Hay varios elementos adicionales que puedes equipar como el techo eléctrico, los faros bi-xenón o el espejo interior fotosensible.

prueba-fiat-500-twinair-int-b15

El precio recomendado del 500 0.9 TwinAir 105 CV Lounge parte de los 15.730 € incluyendo la promoción “mínima” de 970 € vigente en la actualidad. Si tienes Plan PIVE, entregas usado o financias con Fiat el ahorro puede rozar los 5.000 € así que sería factible llevarte una unidad por unos 12.000 €.

En relación a la competencia el Fiat 500 nunca ha sido económico pero gracias a las mejoras en el equipamiento ahora queda mucho mejor situado. Es más barato que un Opel Adam equivalente o un Renault Twingo 0,9 TCe, y ronda el mismo precio que los Peugeot 108/Citroën C1, siendo los franceses notablemente menos potentes. Otro punto a favor del 500 es su excelente valor de reventa.

prueba-fiat-500-twinair-int6

HABITABILIDAD

El Fiat 500 es un urbanita que no alcanza los 3,6 metros de longitud y por tanto no se le puede pedir una habitabilidad especialmente holgada. Cierto es que el Fiat Panda con unas dimensiones parecidas mejora los registros pero es el precio a pagar por contar con una estética cuidada muy fiel al original en sus trazos.

En las plazas delanteras hay suficiente espacio para las cabezas (sin techo solar) y el ancho disponible aunque no es particularmente grande, sí suficiente. La postura al volante queda condicionada por un asiento incómodo (el reglaje en altura es horrible, basculando sólo la banqueta y dejando parte de la espalda al aire) y un volante que no tiene regulación en profundidad. A pesar de esto, la sujeción lateral es correcta.

   ¿Buscas coche NUEVO?
Descubre nuestras ofertas »

prueba-fiat-500-twinair-int8

En las plazas traseras sólo encontrarás dos plazas con altura limitada si mides más de 1,75 metros. El acceso tampoco es muy cómodo, con un asiento que muestra excesiva resistencia y tampoco se mueve por el riel con la suavidad deseada. Una vez sentado el hueco para las piernas no está mal.

La capacidad de maletero sin embargo sorprende. Declara sólo 185 litros pero es muy aprovechable y cunde mucho más que en otros modelos que homologan un valor algo superior. Además se pueden abatir los respaldos traseros por partes para aumentar la capacidad.

prueba-fiat-500-twinair-int1

MECÁNICA

El Fiat 500 nació con un motor 1.4i 16v y 100 CV como opción más prestacional. Era interesante por respuesta pero sus consumos dejaban mucho que desear, siendo fácil superar los 7,5 L/100 por autovía. Con la llegada de los nuevos 0.9 TwinAir la firma italiana ha logrado mejorar las prestaciones reduciendo el gasto.

Aunque también hay una variante con 85 CV que en España se combina con el cambio robotizado Dualogic, la versión más interesante es la probada con 105 CV y caja de cambios manual con seis velocidades. Lo primero que te llamará la atención es la sonoridad, muy “Vespa” y es que sus dos cilindros suenan raro… y con mala leche cuando le buscas las cosquillas.

prueba-fiat-500-twinair-int-b13

Es cierto que todavía no ha pasado demasiado tiempo desde que Fiat presentase estos motores de tan baja cilindrada pero al menos por ahora no se han escuchado problemas de fiabilidad importantes (ni en foros ni preguntando en talleres)

Como podrás imaginar con 105 CV bajo el capó, el pequeño Fiat 500 es una bala capaz de sorprender por prestaciones. Sus seis velocidades están bien ajustadas para garantizar un andar vivo sin necesidad de recurrir demasiado al cambio aunque es justo reconocer que cuando llegan ciertos repechos merece la pena bajar una marcha.

prueba-fiat-500-twinair-int-b2

Para garantizar una respuesta inmediata, el 500 está equipado con un botón “sport” en el salpicadero que al presionarlo modifica la asistencia, la presión al acelerador y con la instrumentación TFT, la gráfica empleada. También la gestión electrónica cambia su calibrado, haciéndolo notablemente más vivo.

Con esta función activada el 500 es un automóvil de prestaciones buenas. La aceleración de 0 a 100 km/h la realiza en 9,8 segundos mientras que los mil metros los cubre en apenas 31.0 segundos. Si hablamos de recuperaciones, de 80 a 120 km/h en cuarta necesita 9,6 segundos y garantiza unos adelantamientos rápidos y seguros.

prueba-fiat-500-twinair-int-b10

Otro punto excelente del 500 TwinAir está en su consumo. La media obtenida durante la prueba fue de 5,6 L/100 haciendo mucha autovía a ritmos de 120-130 km/h con el climatizador puesto. En vías secundarias fue sencillo rebajar los 5 L/100 mientras que en ciudad es complicado superar los 7,0 L/100. El sistema Stop&Start ha mejorado respecto a otros modelos que he probado de Fiat pero sigue sin ser perfecto. A pesar de esto, no he sentido la necesidad de desconectarlo.

EN MARCHA

Con una distancia entre ejes de apenas 2,3 metros está claro que su carácter nervioso estará presente en muchas situaciones. Y lo creas o no, a pesar de ello resulta divertido de conducir si eres capaz de pillarle el truco.

prueba-fiat-500-twinair-ext18

Para conseguir que se mantenga en su sitio en ciertas circunstancias Fiat ha tenido que incorporar unas suspensiones tirando a firmes que hacen que no sea especialmente cómodo cuando se superan los muchos resaltos instalados en las ciudades o cuando aparece firme irregular. En esta situación se vuelve algo “rebotón” e invita a bajar el ritmo.

Tampoco da demasiada sensación de seguridad al realizar frenadas de emergencia en pleno apoyo, con unas maneras que pueden darte más de un susto. Es cierto que una vez controlas sus límites te permite circular realmente rápido pero no da la mismas garantías o sensación de control que por ejemplo el Opel Adam Rocks, mejor puesto a punto (salvo por la dirección excesivamente asistida).

prueba-fiat-500-twinair-int-b23

 

No debes olvidar que el 500 probado es un “Fiat” y no un “Abarth”, por tanto no está pensado para ir correteando por curvas como su hermano dinámico. Su bajo peso y la potencia disponible te dejarán hacer verdaderas locuras pero si superas los límites puede terminar mal cosa.

Sí me ha gustado cómo va por autovía. A velocidades legales e incluso algo por encima no da sensación de inseguridad, con una pisada correcta. Otros modelos de tamaño parecido como el Opel Karl dan sensación de flotabilidad a partir de 140 km/h y restan confianza al conductor. El 500 se defiende muy bien siempre que el asfalto esté en buen estado.

prueba-fiat-500-twinair-ext-b3

Lo que no ha conseguido la firma italiana es aislar bien el interior. La rodadura se cuela en exceso en el habitáculo y resulta molesta en viajes largos. El ruido que proviene del motor no me ha parecido elevado y cuando hace acto de presencia, suena bien. Quizás con más material aislante se habría conseguido un conjunto más redondo para viajes largos aunque ya sabes que un 500 tiene como misión principal los desplazamientos urbanos.

El sistema de iluminación de serie me ha parecido bastante mejor que en las unidades anteriores al restyling. Las nuevas ópticas además de bonitas iluminan muy bien y hacen que puedas replantearte la opción de los bi-xenón. No hay sensor de lluvia ni de luces y tampoco puede tener control de velocidad, un fallo importante de toda la gama 500 que se acentúa en esta opción con 105 CV. En Fiat deberían añadirlo cuanto antes dado que el limitador no es suficiente.

prueba-fiat-500-twinair-ext4

El diseño siempre será un factor positivo en el Fiat 500, al igual que las posibilidades de personalización. El motor 0.9 TwinAir destaca por prestaciones y consumos ajustados. Las posibilidades de equipamiento están por encima de la media en el segmento. La relación valor-precio ha mejorado y en el mercado de ocasión mantienen una alta cotización
El aislamiento en el interior no está logrado y puede ser incómodo en viajes largos. Las suspensiones bastante duras pasan factura al confort cuando el firme no está inmaculado. El acceso a las plazas traseras debería mejorarse, así como la regulación en altura del asiento
Motor0.9 TwinAir
Cilindrada875cc
Potencia105 CV a 5.500 rpm
Par145 Nm a 2.000 rpm
Peso1.015 kg
Dimensiones Lar/An/Al mm3571 / 1627 / 1488
Volumen Maletero185 litros
Aceleración 0 a 100 km/h10,0 segundos (9,8 segundos en prueba)
Recuperación 80 a 120 km/h9,6 segundos en IV
Velocidad máxima188 km/h
Consumo homologado4,8 L/100 (5,6 L/100 en prueba)
Emisiones CO2 por km99 g
Precio de partidaDesde 15.730 € (0.9 TwinAir 105 CV Lounge)

Noticias del motor y Ofertas de Coches Nuevos - Autonocion.com