Inicio » Pruebas de Coches » Prueba Citroën Grand C4 Picasso 1.6 BlueHDI 120 CV 6AT Feel Edition: El mejor de su clase
0picasso

Prueba Citroën Grand C4 Picasso 1.6 BlueHDI 120 CV 6AT Feel Edition: El mejor de su clase

Ser líder durante tantos años debe ser un trabajo muy duro. El Citroën C4 Picasso es desde mucho tiempo el monovolumen compacto preferido de los españoles a pesar de la constante amenaza de los modelos rivales, cada vez más completos e interesantes. La firma francesa propone dos carrocerías bien diferenciadas que van enfocadas a públicos distintos. El C4 Picasso es ideal para aquellos usuarios que buscan un acceso al interior cómodo, una modularidad ejemplar gracias a los asientos independientes y un maletero capaz. El Grand C4 Picasso suma además dos plazas extra muy útiles para niños y un volumen de…
Diseño/Estética - 8
Calidad de acabados - 8.5
Equipamiento de serie - 7.5
Equipamiento opcional - 8.5
Habitabilidad - 8
Maletero - 8.5
Motor/Refinamiento - 7.5
Transmisión - 7.5
Dirección - 7.5
Frenos - 7.7
Comportamiento - 8.2
Calidad de rodadura - 8.6
Relación valor-precio - 7

7.9

Notable+

Muy completo y equilibrado, el Grand C4 Picasso de Citroën es una opción que debería estar siempre en tu lista de candidatos si estás mirando un monovolumen. Amplio, versátil, modulable y con mucho equipo disponible, además va muy bien. Gasta lo justo y se mueve bien aunque no esperes divertirte al volante. Su función es transportar a la familia con un elevado nivel de confort, algo que logra con nota

Ser líder durante tantos años debe ser un trabajo muy duro. El Citroën C4 Picasso es desde mucho tiempo el monovolumen compacto preferido de los españoles a pesar de la constante amenaza de los modelos rivales, cada vez más completos e interesantes.

La firma francesa propone dos carrocerías bien diferenciadas que van enfocadas a públicos distintos. El C4 Picasso es ideal para aquellos usuarios que buscan un acceso al interior cómodo, una modularidad ejemplar gracias a los asientos independientes y un maletero capaz. El Grand C4 Picasso suma además dos plazas extra muy útiles para niños y un volumen de carga impresionante que será muy valorado por las familias.

prueba-citroen-c4picasso-blue-ext1

Además de espacio, versatilidad y modularidad, el Citroën C4 Picasso presume de otras muchas virtudes que lo convierten en una de las opciones más completas e interesantes del segmento. Durante una semana he tenido la oportunidad de convivir con un Grand C4 Picasso 1.6 BlueHDI 120 CV con caja automática, una combinación reciente en nuestro mercado que me ha dejado muy buenas sensaciones.

DISEÑO

Si hay algo que destaca de la última generación de los C4 Picasso es su estética. Ya sea el convencional o el largo apellidado “Grand”, la imagen futurista y diferenciada está presente en cada trazo de su carrocería, añadiendo distinción sin caer en el aburrimiento de otras alternativas parecidas.

prueba-citroen-c4picasso-blue-ext7

Precisamente salir del convencionalismo posiblemente sea una de las principales bazas que lo han llevado al primer puesto en las ventas, más si tenemos en cuenta que no es de los modelos más baratos incluso con descuentos

En el frontal llaman la atención los grupos ópticos separados según la función (las diurnas por LEDs están sobre las convencionales) y el gigantesco parabrisas panorámico. Muy ancho y con gran personalidad, todavía hace girar cabezas a su paso.

prueba-citroen-c4picasso-blue-ext-b5

Visto de perfil algunos elementos de diseño hacen que no pase desapercibido. En el Grand C4 Picasso las barras de techo se extienden hasta la zona inferior de las ventanillas posteriores con una moldura plástica a contraste que resulta llamativa. Además según acabados pueden incluir unas bonitas llantas de aleación que añaden dinamismo al conjunto.

En la zaga esta unidad muy equipada presume de los pilotos con tecnología LED que te permitirán identificarlo al primer vistazo. Ciertos detalles cromados y todos los elementos pintados en color carrocería hacen que gane en empaque y elegancia.

prueba-citroen-c4picasso-blue-int4

INTERIOR

Si en su exterior el Grand C4 Picasso presume de una estampa futurista, en el interior no se queda atrás con una distribución de todos los mandos poco convencional a la que te costará acostumbrarte un poco más de lo habitual pero qué, una vez asimilado, resulta más práctico de lo que parece.

La calidad de realización está a gran nivel y nada tiene que envidiar a los BMW Serie 2 Gran Tourer o Volkswagen Touran. Todos los plásticos superiores son acolchados, agradables a la vista y al tacto mientras que los más escondidos a pesar de su rigidez transmiten solidez y durabilidad. Olvida aquellos materiales algo pobres de algunos Citroën de épocas pasadas; aquí está tan bien rematado y presentado que podría pasar por premium.

prueba-citroen-c4picasso-blue-int-b4

La instrumentación sigue las pautas de las anteriores generaciones y está colocada en posición central. Lo que no es habitual es que opte por una enorme pantalla LCD configurable al gusto de 12,3 pulgadas visualmente llamativa pero al mismo tiempo sencilla en su lectura, con mucha información y un manejo intuitivo desde el propio volante.

   ¿Buscas coche NUEVO?
Descubre nuestras ofertas »
Y ya que cito el volante debo reconocer que durante los dos primeros días te costará acertar a la primera la función deseada pero, una vez memorizada la situación de los botones, son de gran utilidad. Cuentan con iluminación por lo que por la noche tampoco deberías hacerte un lío

prueba-citroen-c4picasso-blue-int-b5

En la consola central a media altura se sitúa la pantalla multifunción de siete pulgadas a través de la cual se controlan el sistema de sonido, sistema de navegación, diferentes parámetros del vehículo y la climatización. Esto último es lo único reprochable al no tener un manejo directo sin necesidad de cambiar de menú, distrayendo algo más que un sistema convencional.

Por todo el habitáculo hay infinidad de huecos de buen tamaño para dejar objetos. Hay tantos que no te extrañe que termines volviéndote loco para encontrar las gafas, la cartera o el propio móvil si eres como yo algo despistado y no recuerdas exactamente dónde lo metiste.

prueba-citroen-c4picasso-blue-int-b16

En esta unidad con cambio automático el salpicadero no tiene una consola que alcance el suelo, dejando una superficie libre que añade una sensación de amplitud generosa, por más que luego ese espacio diáfano no se use realmente. La palanca de cambios pasa a la caña de la dirección, siendo práctica y cómoda en su manejo.

HABITABILIDAD

La razón de ser de cualquier monovolumen es maximizar el espacio y el Grand C4 Picasso lo consigue. En las plazas delanteras la sensación de desahogo es extraordinaria tanto por lo generoso de las cotas como por la gran superficie acristalada que añade luminosidad.

prueba-citroen-c4picasso-blue-int10

En la fila central los asientos son completamente independientes, multirregulables y suficientemente cómodos. Al contrario de lo que ocurre en otros C-MPV, el Grand C4 Picasso presume de butacas del mismo tamaño. Además puede equipar elementos que aumentar la calidad a bordo como las cortinillas integradas en las puertas, un sistema de DVD con dos pantallas en los apoyacabezas y climatización independiente.

prueba-citroen-c4picasso-blue-int5

La última fila es apropiada para niños o jóvenes de corta estatura. El acceso no es muy cómodo y aquellos que no sean ágiles podrán tener dificultades. Tampoco hay mucho hueco para las piernas y al estar la banqueta muy baja, la postura no es muy natural. Hay otras opciones en el segmento que pueden ser más cómodas, como los Kia Carens y Opel Zafira Tourer.

prueba-citroen-c4picasso-blue-int1

Lo bueno del Grand C4 Picasso es que al contar con asientos totalmente independientes, es posible jugar con el interior en función de las necesidades. Al abatir los asientos queda una cómoda superficie plana muy generosa, ideal para introducir objetos largos o voluminosos

La capacidad de maletero oscila entre unos escasos 170 litros con las tres filas de asientos operativas y los 1.843 litros dejando sólo dos plazas útiles. Entre medias quedarían los 645-700 litros con cinco asientos operativos (el valor varía en función de la posición de la banqueta, más o menos retrasada).

prueba-citroen-c4picasso-blue-int8

El acceso al maletero se hace a través de un portón muy generoso en dimensiones que puede ser eléctrico tanto para la apertura como para el cierre. El borde de carga está muy bajo, facilitando las cosas cuando hay que introducir objetos pesados.

Noticias del motor y Ofertas de Coches Nuevos - Autonocion.com