Inicio » Pruebas de Coches » Prueba BMW 435i Cabrio 306 CV Luxury Line: Todo un bombón no apto para todos los bolsillos
prueba-bmw-435i-cabrio-ext13

Prueba BMW 435i Cabrio 306 CV Luxury Line: Todo un bombón no apto para todos los bolsillos

Con el buen tiempo muchos usuarios sacan a pesar sus descapotables. Si tú eres uno de esos amantes de este tipo de automóviles que todavía no tiene uno en el garaje pero lo está pensando seriamente, quizás debas darte prisa para aprovechar la época estival. En los últimos años la oferta de cabrios se ha reducido drásticamente por culpa de la recesión económica y aunque quedan algunas alternativas en el mercado, la escasa rivalidad y variedad ha provocado que los precios de acceso aumenten considerablemente. Si el problema no es el dinero y te planteas un producto rápido, suficientemente amplio…
Diseño/Estética - 8
Calidad de acabados - 8.5
Equipamiento de serie - 6
Equipamiento opcional - 9
Habitabilidad - 7.6
Maletero - 7
Motor - 9
Refinamiento - 9
Prestaciones - 9
Consumos - 8
Comportamiento - 7.4
Dirección - 8
Frenos - 8
Calidad de rodadura - 7.5
Relación valor-precio - 6.5

7.9

Notable

Si el dinero no es problema el 435i Cabrio es una alternativa interesante que permite disfrutar de las ventajas de un descapotable y un coupé, sin temor al especial cuidado de las capotas de lona. Posee un habitáculo suficientemente amplio, una presentación impecable y por prestaciones pocos desearán algo más. Eso sí, el 435i deja paso al nuevo 440i con 326 CV

Con el buen tiempo muchos usuarios sacan a pesar sus descapotables. Si tú eres uno de esos amantes de este tipo de automóviles que todavía no tiene uno en el garaje pero lo está pensando seriamente, quizás debas darte prisa para aprovechar la época estival.

En los últimos años la oferta de cabrios se ha reducido drásticamente por culpa de la recesión económica y aunque quedan algunas alternativas en el mercado, la escasa rivalidad y variedad ha provocado que los precios de acceso aumenten considerablemente.

prueba-bmw-435i-cabrio-ext37

Si el problema no es el dinero y te planteas un producto rápido, suficientemente amplio y capaz de sacarte una sonrisa a poco que te lo propongas, la oferta de BMW puede cumplir con tus expectativas. Se puede elegir entre el bonito pero limitado a dos plazas Z4 Roadster, la mayor sencillez del Serie 2 Cabrio con su techo de lona, la elegancia del Serie 6 Cabrio o bien la practicidad del Serie 4 gracias a su techo metálico.

Son muy pocos los descapotables con techo metálico que quedan en el mercado con cuatro plazas. A pesar de la complejidad del sistema, contar con un techo de este tipo permite olvidarse de todos los puntos negativos de la lona, ofreciendo un verdadero “2×1” al disfrutar de un coupé y un cabrio por el mismo precio.

prueba-bmw-435i-cabrio-ext32

Durante unos cuantos días he tenido como compañero de viaje un BMW 435i Cabrio, la opción más prestacional y dinámica de la oferta sólo por debajo del M4… o bueno, hasta hace poco lo era dado que en mayo llegarán a los concesionarios los 440i Cabrio.

DISEÑO/ESTÉTICA

El principal reclamo de todo descapotable es su diseño. El Serie 4 de BMW puede presumir de una acertada presentación que combina elegancia y deportividad a partes iguales aunque para ello debas siempre tirar de elementos opcionales. De serie hay que reconocer que resultan un tanto sosos pero quién piensa en gastarse más de 45.000 € no debería escatimar en pequeños detalles.

prueba-bmw-435i-cabrio-ext15

Ya sea con el techo puesto o disfrutando sin él, lo cierto es que la unidad testada con la línea de acabado Luxury Line ha provocado la admiración de muchos conductores y peatones. Los elementos cromados, las llantas de aleación específicas o el bonito color azul han conseguido captar la atención del resto, especialmente en la Costa del Sol.

El parecido entre el Serie 4 Coupé y Cabrio es más que evidente hasta el punto que a muchos curiosos les cuesta diferenciarlos. Lo más sencillo para reconocerlo es seguir la línea cromada y el pilar A, con el característico “corte” que queda visible en los colores más claros (es cierto que en negro es más complicado). Los que conocen bien el coche no deberán esforzarse demasiado dado que las formas de las ventanillas posteriores son diferentes.

prueba-bmw-435i-cabrio-int10

En BMW ofrecen el Serie 4 Cabrio con varias líneas de acabado que presumen de enfoques claramente diferenciados. Por un lado están los M-Sport para los que buscan la máxima deportividad; por otro el Sport que juega el papel dinámico sin excesos; los que quieren elegancia pueden optar por el Luxury, luciendo cromados y una presentación mucho más burguesa.

INTERIOR

Cabe destaca que la calidad de realización de cualquier Serie 4 es idéntica. Por tanto los plásticos empleados y los ajustes están a un excelente nivel. Otra cosa es que se opte por el tratamiento de BMW Individual, incrementando más si cabe la impresión de “cochazo”. Podrá gustar más o menos el tapizado elegido pero con el cuero integral pocos podrán criticar el habitáculo.

prueba-bmw-435i-cabrio-int15

Sabiendo que el 435i Cabrio testado ha pasado por el departamento de BMW Individual te imaginarás que el precio es bastante elevado… y realmente lo es. Si vale o no lo que piden es una cuestión que deberán contestar únicamente aquellos que pueden permitírselo o han pensado seriamente en adquirir uno.

La distribución de todos los mandos, como buen BMW, es casi perfecta y todo queda muy a mano. El control de climatización resulta sumamente sencillo, el manejo del sistema de audio a través del mando iDrive igualmente es intuitivo y la pantalla a color en posición central queda muy visible

prueba-bmw-435i-cabrio-int-b5

De todas formas no creas que todo es fantástico. Una vez más la instrumentación no resulta tan fácil en su lectura como en otros vehículos, quedando parte de la información mostrada en la pantalla LCD “ampliada” tapada por el volante. Para poder dejar esa zona a la vista requiere dejar el volante muy abajo, forzando la postura de conducción.

Más útil y práctico me resulta el sistema Head Up Display que proyecta en el parabrisas la información más importante. Salvo que uses gafas polarizadas podrás verlo sin problemas y evita que tengas que retirar la vista de la carretera. Eso sí, su precio es bastante elevado.

prueba-bmw-435i-cabrio-int-b2

En el habitáculo hay varios huecos repartidos para dejar objetos. Las bolsas de las puertas son suficientemente amplias  mientras que la guantera principal tiene un volumen muy razonable. A los dos prácticos posa-latas delanteros hay que sumar otros dos en las plazas posteriores.

EQUIPAMIENTO/PRECIO

La dotación de serie incluida en el 435i Cabrio no se puede calificar de excesiva. Sin coste llevan las ópticas bi-xenón, llantas de aleación de 17 pulgadas, ordenador de viaje, cuatro elevalunas eléctricos, faros antiniebla, sistema de sonido con pantalla de 6,5 pulgadas, bluetooth, puerto USB, sensor de lluvia, asientos delanteros eléctricos, encendido automático de luces, espejos térmicos, climatizador automático de dos zonas, múltiples airbags, controles de tracción y estabilidad, etc.

prueba-bmw-435i-cabrio-int-b8

Como puedes ver la dotación no está mal pero teniendo en cuenta su precio base superior a los 60.000 € no intimida a nadie. Si lo quieres como la unidad testada deberás sumar el tapizado en piel Individual, asientos térmicos, navegador con pantalla de 8,8 pulgadas, acceso a internet, faros delanteros LED inteligentes, SmartBeam, control de crucero adaptativo, espejos retrovisores fotosensibles, línea exterior Luxury, sensores de aparcamiento delanteros y traseros… En definitiva un montón de extras que elevan el precio por encima de los 80.000 €.

Si bien es mucho dinero, no creas que las pocas alternativas existentes son más económicas. Un Mercedes Clase E Cabrio ya no se oferta con un bloque en gasolina de similar potencia pero arranca en su versión E350d en los 65.400 € mientras que el Audi S5 Cabrio con 333 CV tiene un precio de 77.477 €. Por tanto es un nicho de mercado que obliga a gastarte una buena suma.

prueba-bmw-435i-cabrio-int14

HABITABILIDAD Y MALETERO

El Serie 4 Cabrio es un automóvil en el que cuatro adultos pueden viajar con relativa comodidad. En las plazas delanteras el confort es muy elevado y similar al coupé, con centímetros más que suficientes en todas las direcciones. Los cómodos asientos con múltiples reglajes y la acertada posición al volante facilitan mucho las cosas.

En las plazas traseras sólo pueden viajar dos personas. El acceso se realiza de forma más o menos cómoda aunque el sistema eléctrico que se encarga de desplazar los asientos delanteros es un poco lento. Una vez sentado, la distancia libre al techo me ha parecido correcta y personas con una estatura de hasta 1,80 metros no rozarán con la cabeza. Eso sí, el respaldo está en una posición algo más vertical de lo normal y no hay mandos para el control de las ventanillas, un defecto que no encontrarás en el Mercedes Clase E Cabrio.

prueba-bmw-435i-cabrio-int12

La capacidad de maletero es variable dependiendo de si está puesto o no el techo. Con él guardado en el maletero el volumen arranca en los 220 litros que además tienen un receptáculo específico un tanto limitado. Sí me parece interesante que en esta posición el sistema tenga una opción para elevar el conjunto del techo plegado y dar un mejor acceso.

   ¿Buscas coche NUEVO?
Descubre nuestras ofertas »
Cuando el techo está colocado el volumen aumenta hasta unos prácticos 370 litros muy utilizables que se han mostrado más que suficientes para llevar el equipaje de cuatro adultos en una escapada de fin de semana

prueba-bmw-435i-cabrio-int-b17

Para no robar demasiado hueco en el maletero o evitar que estorbe, el deflector de viento tiene un hueco específico tras los respaldos posteriores. Es una solución inteligente y realmente práctica.

MECÁNICA

Una de las virtudes de las firmas Premium suele ser la gran variedad de alternativas mecánicas que ofrecen a disposición de los clientes. En el caso del BMW Serie 4 Cabrio, los usuarios podrán elegir entre bloques de cuatro y seis cilindros tanto en diésel como en gasolina con potencias que oscilan entre los 184 y los 326 CV del nuevo 440i.

prueba-bmw-435i-cabrio-int-b1

La unidad probada tal y cómo te indicaba un poco más arriba deja de comercializarse en estos días. Bautizado con la denominación 335i, será sustituido por el 440i que básicamente emplea la misma mecánica pero con mejoras para elevar la potencia de los 306 CV actuales a los 326, además de modificar ligeramente la entrega.

Si eres de los que tiene interés en un Serie 4 con este nivel de potencia quizás te pueda interesar aprovechar la liquidación de unidades del 435i dado que la mayoría de los usuarios no notará la diferencia entre ambos

Centrando la atención en el 335i, debo reconocer que es un motor que enamora. Con seis cilindros, tres litros de cilindrada y la sobrealimentación, tiene un funcionamiento extraordinario capaz de sacarte una sonrisa simplemente con su bonito ronroneo.

prueba-bmw-435i-cabrio-int-b11

En frío no hay ni vibraciones ni nada que pueda molestar. El bloque te recibe con un bonito bramido que pronto se torna manso e incluso discreto, dejando ver esa doble personalidad que te permitirá hace un uso cotidiano del vehículo sin problemas controlando el gasto, y sacar la bestia que lleva dentro simplemente presionando el acelerador.

Como ocurre en toda la oferta de BMW, el conductor puede elegir varios modos de funcionamiento. Se denominan EcoPro, Comfort, Sport y Sport Plus. El primero me ha parecido muy útil para el día a día o en viajes largos por autovía, logrando maximizar el ahorro. En Sport y Sport Plus se tiene una respuesta más inmediata, una dirección con menor asistencia y una agilidad impactante, dejándote pegado al asiento sin contemplaciones.

prueba-bmw-435i-cabrio-int-b10

Lógicamente las prestaciones con 306 CV son un punto clave en este descapotable. Incorporarse a una autovía o realizar un adelantamiento son maniobras muy sencillas que se realizan en muy pocos segundos, aumentando considerablemente la seguridad. Basta un simple pisotón en el acelerador para dejar atrás el vehículo a superar aunque deberás tener cuidado de no exceder los límites de velocidad (y esto es lo más complicado de todo).

Los consumos obtenidos durante la prueba me han parecido extraordinarios. En un viaje largo desde Madrid a la Costa del Sol la media fue de 7,4 L/100, es decir, lo mismo que muchos otros coches más ligeros y con una potencia muy inferior. Si te pasas con el acelerador lógicamente el consumo sube considerablemente pero no me ha parecido que alcance cifras excesivas. Tan sólo en ciudad puede resultar algo más “gastón” de lo deseado, acercándose a los 10,0 L/100 si se complica el tráfico.

prueba-bmw-435i-cabrio-int-b7

EN MARCHA

Si bien casi todos los BMW suelen tener un comportamiento dinámico intachable y enfocado más a la deportividad que al confort, en el caso de la unidad probada creo que el compromiso logrado entre eficacia y comodidad es soberbio, eso sí, siempre visto desde un lado plural de una persona que busca un coche para todos los días.

Dependiendo de la línea de acabado elegida se podrá modificar un poco el comportamiento. En los Sport y M-Sport el tarado de la suspensión es más firme y el conjunto llanta/neumático elegido más dinámico, consiguiendo una mayor rapidez de reacciones y una reducción del confort de marcha.

prueba-bmw-435i-cabrio-ext25

El 435i Cabrio Luxury Line testado me ha parecido especialmente brillante en conducción suave (pero no lenta), filtrando muy bien las irregularidades. Sólo en algunos badenes importantes o baches muy pronunciados la respuesta ha sido un tanto seca, algo que sería extensible también a otros muchos modelos (deberían revisar los ayuntamientos estos elementos que más que reducir la velocidad se cargan los coches).

En conducción deportiva sin embargo me ha dejado con ganas de más. Si bien es cierto que es capaz de tragar curvas de forma ágil, esa rapidez de reacciones no es igual que en el coupé debido al notable aumento de peso que en estas circunstancias se nota y mucho. Por ejemplo no se recupera tan bien de los cambios de apoyo (y eso que no hay mucho balanceo) y cuando se entrelazan varios giros, se siente algo “gordo”. Lo que no he notado son pérdidas de rigidez en ningún momento.

prueba-bmw-435i-cabrio-ext16

Excelente me ha parecido el tacto de la dirección, con una asistencia bien calibrada que permite realizar maniobras de aparcamiento de forma sencilla y guiar el coche a velocidades elevadas con total precisión. Otra nota muy alta se llevan los frenos, aguantando muy bien el trato duro

En cuanto a la caja de cambios, la unidad probada incluía la denominada “Sport” con una gestión electrónica específica y levas tras el volante. Debo reconocer que está transmisión me parece de las mejores del mercado por su suavidad, inmediatez de respuesta y eficacia, especialmente con las levas que se pueden usar en cualquier momento sin requerir que esté en modo manual. En términos generales no tiene nada que envidiar en rapidez a una de doble embrague.

prueba-bmw-435i-cabrio-int21

El accionamiento del techo se puede realizar tanto en parado como en marcha siempre y cuando no se superen los 18 km/h. Es una velocidad muy baja pero permite avanzar por ejemplo en el garaje. La maniobra resulta algo lenta, necesitando hasta 30 segundos si están las ventanillas subidas pero hay que reconocer que el sistema de tres piezas resulta bastante complejo.

La circulación sin el techo es muy placentera a velocidades inferiores a los 100 km/h, especialmente con el deflector de viento instalado. Hasta los 120 km/h no es necesario subir el volumen de voz para hablar con el acompañante y, a partir de ahí, las cosas empeoran. Me parece que el mejor escenario para disfrutar de este vehículo es en paseos por la costa o por ciudad cuando no hay mucho tráfico. El pilar A, al quedar bastante separado de la cabeza, permite tener mayor sensación de libertad que en otros descapotables.

prueba-bmw-435i-cabrio-int22

Por último hay que destacar el excelente funcionamiento de las ópticas LEDS inteligentes. En modo automático este sistema es capaz de ir jugando con el haz para no deslumbrar al resto de conductores, mejorando mucho la visibilidad sin molestar. Es una opción algo cara pero creo que merece la pena, especialmente si estás dispuesto a pagar más de 60.000 € en un Serie 4 Cabrio.

prueba-bmw-435i-cabrio-ext2

Pocos descapotables con techo metálico y cuatro plazas quedan en el mercado. El Serie 4 Cabrio ofrece dos coches en uno, lo que es mucho. La calidad de realización es excelente y puede tener mucho equipamiento. La mecánica es simplemente sensacional por potencia, entrega, sonido y prestaciones sin ser además glotona
El precio de cualquier BMW sube rápido si se opta por ciertos elementos opcionales. El comportamiento es muy bueno pero no alcanza la agilidad del coupé debido al mayor peso del conjunto. La instrumentación necesita ya una actualización para mejorar su lectura. El acceso a plazas posteriores resulta lento. El techo se puede accionar en marcha pero hasta sólo 18 km/h, un dato que limita mucho la maniobra
MotorBMW 435i Cabrio 8AT
Cilindrada2.979 cc
Potencia306 CV a 5.800 rpm
Par400 Nm a 1.200 rpm
Peso1.825 kg
Dimensiones Lar/An/Al mm4638 / 1825 / 1384
Volumen Maletero220 / 370 litros
Aceleración 0 a 100 km/h5,7 segundos
Recuperación 80 a 120 km/h5,2 segundos en D
Velocidad máxima250 km/h limitada
Consumo homologado7,5 L/100 (7,8 L/100 en prueba)
Emisiones CO2 por km176 g/km
Precio de partidaDesde 66.853 € (descatalogado, el 440i Cabrio toma el relevo)

Noticias del motor y Ofertas de Coches Nuevos - Autonocion.com