Inicio » Noticias del Motor » Por fin podremos liderar algo “bueno”: ¿España a la cabeza de la tercera revolución industrial?
grafeno

Por fin podremos liderar algo “bueno”: ¿España a la cabeza de la tercera revolución industrial?

Siempre se adelanta de otros países y en cierto modo no es de extrañar. Mientras nuestros vecinos invierten en Investigación y Desarrollo, en España no paran de meter la tijera en los estas partidas presupuestarias que generan tecnología, desarrollo, empleo cualificado y sobre todo, productos que “otros” necesitan, por lo que aumentan las exportaciones y mejora el comercio.

En los últimos años la contaminación se ha vuelto un problema y la respuesta de la mayoría de industrias ha sido la de hacerse más sostenibles, más verdes. En el sector de al automoción esto significa más híbridos y más eléctricos, sin embargo, no la producción de baterías para esta clase de vehículos está muy limitada.

Por un lado su peso es mayúsculo y por el otro su capacidad es limitada reduciendo a esta clase de vehículos a las urbes por su escasa autonomía. Desde hace años se habla del grafeno como el material del futuro y parece que ahora España podría aportar su gran granito de arena a la causa y de este modo ganarse un buen sitio en la industria del automóvil.

2

Para los que no lo sepáis, el grafeno es un material formado por carbono puro. Con una disposición de átomos de carbono dispuestos en un patrón hexagonal regular, este es muy similar a lo que conocemos con grafito solo que en este caso cuenta con muchísimas virtudes.

Los puntos clave de este material son muchos pero los que más nos interesan son su ligero peso (una lámina de 1 metro cuadrado pesa tan solo 0,77 miligramos por lo que es muchísimo más ligero que el acero y cuatro veces más ligero que el aluminio), su fortaleza (es 100 veces más fuerte que el acero) y ojo, porque es tan resistente como la fibra de carbono.

Además de esto, el grafeno es flexible, tiene una alta conductividad térmica y eléctrica, es transparente, sirve de soporte de radiación ionizante, se autorepara y cuando se oxida absorbe residuos radioactivos. Vamos, que si te paras a pensarlo es una pasada de material.

   ¿Buscas coche NUEVO?
Descubre nuestras ofertas »

densidad energética batería de grafeno

Pues bien, después de todo este rollo, tengo que deciros que España va a jugar un papel fundamental en el desarrollo, creación y fabricación de baterías de grafeno en masa. Grabat Energy, empresa filial de Graphenano, ha presentado los prototipos de sus baterías de polímero de grafeno y ha ratificado el acuerdo estratégico con el gigante asiático Chint Group.

Sí, el material que dará comienzo a la tercera revolución industrial se producirá en la localidad murciana de Yecla, donde a día de hoy ya están trabajando ingenieros y químicos para comenzar las pruebas con celdas en las próximas semanas.

Con una inversión de 30 millones de euros la fábrica abarcará una superficie de 7.000 m2.

Cuando esta llegue a su pleno rendimiento contará con una plantilla de 250 empleados, 20 líneas de ensamblado y fabricación de baterías de alto valor añadido, con una producción de 80 millones de celdas al año.

En el plan de desarrollo e inversión se ha contemplado el inicio de un segundo centro de producción durante el año 2017, también en Yecla, en el cual está previsto invertir un total de 350 millones de euros con una superficie útil que multiplicará por diez al inicial. El objetivo es crear una cifra cercana a los 5.000 empleados cuando el proyecto esté en su fase de máxima producción.

El nivel tecnológico de estas baterías es mayúsculo. El polímero para cátodos de baterías supone una revolución por sus propiedades y características que mejoran exponencialmente la seguridad del uso, ya que no generan gases, no explotan y su calentamiento es mucho menor, además de mantener su funcionamiento incluso después de ser cortocircuitadas.

Además de un ahorro del peso del 75% respecto a una de las baterías de las que podemos tener en la actualidad, las baterías de grafeno son hasta un 30% más pequeñas y ojo porque podrán recargarse en menos de 10 minutos.

Os estamos hablando de un futuro en el que una batería de 45 kilos podría almacenar 24 kWh. Las baterías de grafeno de un coche podrían hacer que el mismo superase autonomías de 800 km con facilidad.

Noticias del motor y Ofertas de Coches Nuevos - Autonocion.com