Inicio » Noticias del Motor » Parece un juguete, pero es real como lo vida misma: ¡Atento a esta curiosa mini Volkswagen T1!
volkswagen-t3-por-gas-monkey-garaje-1

Parece un juguete, pero es real como lo vida misma: ¡Atento a esta curiosa mini Volkswagen T1!

No cabe duda alguna de que la Volkswagen T1 es todo un icono de la automoción y de la vida hippie, pero cuando además se trata de una unidad tan peculiar como la que os traigo hoy, la cosa mejora hasta límites insospechados. Hablamos de la versión mini de la clásica furgoneta, un proyecto que nació en 1986 pero que gracias a Gas Monkey Garage se ve como nueva en pleno Siglo XXI.

Ha sido subastada esta misma semana en Las Vegas, bajo el abanico de la popular casa de subastas Barrett-Jackson por un precio de tan solo 33.000 dólares, unos 30.080 euros al cambio, y la verdad es que a mi no me habría importado lo más mínimo tenerla en mi garaje…

volkswagen-t3-por-gas-monkey-garaje-4

Todos sus componentes fueron restaurado por el equipo del especialista del mercado de accesorios del automóvil en 2014, desde el exterior y el interior hasta la mecánica y las suspensiones, pues antes de que Richard Rawlings la encontrara pasó unos cuantos años abandonada a su suerte. Desde la casa de subastas aseguran que el modelo está “destinado al espectáculo y la exhibición“, pero lo cierto es que esta joya de coleccionista es perfectamente manejable y está homologada para circular por carretera.

   ¿Buscas coche NUEVO?
Descubre nuestras ofertas »

En el exterior, los chicos de Gas Monkey han sustituido la capa de óxido y aceite por una pintura bitono en blanco y azul como el que lucía la T1 original en su época dorada, instalando un nuevo logo de Volkswagen en su frontal para rematar el conjunto. A ello se añaden también nuevas ópticas delanteras y traseras, así como unos paragolpes cuidadosamente pulidos y barnizados.

volkswagen-t3-por-gas-monkey-garaje-5

En el interior, el preparador ha sustituido los plásticos blancos mientras que los expertos de Wagons West han tapizado de nuevo los asientos en un tono al que denominan Black Mountain para asegurarse de que la micro furgoneta luzca como recién sacada del concesionario. Por último, bajo el capó encontramos un bloque de 2.0 litros y cuatro cilindros asociado a una nueva transmisión manual de cuatro velocidades, aunque por desgracia no se especifica la potencia.

Galería de imágenes

Fuente: Motor1

Noticias del motor y Ofertas de Coches Nuevos - Autonocion.com