Inicio » Noticias del Motor » Ojo a este nanodispositivo de grafeno, es el futuro de la eficiencia energética en tu coche
aceite motor

Ojo a este nanodispositivo de grafeno, es el futuro de la eficiencia energética en tu coche

La noticia que os traemos hoy nos lleva hasta la ciudad británica de Manchester, donde un grupo de científicos de la universidad local ha desarrollado un curioso nanodispositivo de grafeno que podría aumentar sustancialmente la eficiencia energética de los vehículos propulsados por combustibles fósiles.

El equipo, dirigido por el profesor Aimin Song y el Doctor Ernie Hill, ha contado con la ayuda de un grupo de investigadores de la Universidad de Shandong para su desarrollo, y su aplicación podría ir mucho más allá del mundo de la automoción. Con toda la que está cayendo en relación a los vehículos más contaminantes, no está de más ver algo de luz en el camino…

Rectificador balístico

Como bien sabréis, diversas partes del tubo de escape llegan a alcanzar elevadas temperaturas que en algunos casos incluso superan los 600 ºC. ¿Y si pudiéramos aprovechar ese calor? Pues ese es precisamente el cometido de este nanodispositivo conocido como ‘rectificador balístico’, recuperar la energía calorífica que desprende el tubo de escape y transformarla en electricidad para, posteriormente, poder reutilizarla.

Actualmente, los vehículos movidos por gasoil, gasolina o GLP (Gas Licuado de Petróleo) solo consiguen convertir y reutilizar el 70% de la energía  que se produce al quemar el combustible, desperdiciándose el resto. 

   ¿Buscas coche NUEVO?
Descubre nuestras ofertas »

De esta forma y, gracias a las buenas propiedades conductoras del grafeno que permiten una alta movilidad de los electrones, esa energía eléctrica podría bien almacenarse en la batería o bien utilizarse de manera directa para alimentar otras características del automóvil como el aire acondicionado.

Grafeno

Además, este es el rectificador más sensible a temperatura ambiente jamás fabricado, contando con una eficiencia de conversión muy alta para pasar de una corriente alterna a una corriente continua. Por ejemplo, los dispositivos convencionales con eficiencias de conversión similares requieren temperaturas mucho más bajas.

El grafeno es una sustancia formada por carbono puro, con átomos dispuestos en patrón regular hexagonal, similar al grafito, pero en una hoja de un átomo de espesor. Es muy ligero: una lámina de 1 metro cuadrado pesa tan solo 0,77 miligramos. Se considera 100 veces más fuerte que el acero y su densidad es aproximadamente la misma que la de la fibra de carbono, siendo aproximadamente cinco veces más ligero que el aluminio.

Tal y como explica Greg Auton, uno de los principales autores del experimento, “a diferencia de los rectificadores o diodos convencionales, el rectificador balístico no tiene umbral de voltaje, por lo que es perfecto para la obtención de energía, así como microondas y detección de infrarrojos“. Ahora solo falta saber cuando será una realidad…

Fuente: Universidad de Manchester

Noticias del motor y Ofertas de Coches Nuevos - Autonocion.com