Inicio » Noticias del Motor » Los copilotos en peligro en las pruebas de choque: El ahorro de costes y la picaresca de las marcas
Crash test solapamiento

Los copilotos en peligro en las pruebas de choque: El ahorro de costes y la picaresca de las marcas

Normalmente, en los coches modernos, estamos acostumbrados a ver excelentes puntuaciones en las pruebas de choque, pero no es oro todo lo que reluce. Hace algún tiempo se cuestionó la seguridad de los vehículos a la hora de afrontar un choque frontal con solapamiento por el lado del conductor, y todas las marcas se pusieron manos a la obra para conseguir que este aspecto no les penalizara en las puntuaciones. Sin embargo, ¿qué hay del lado del copiloto?

Pues tal y como revelan los últimos datos del Insurance Institute from Highway Safety (IIHS), en algunos SUV de tamaño compacto del mercado la buena protección en el lado izquierdo del vehículo no siempre se extiende al lado derecho. Es más, de los siete modelos probados, solo el Hyundai Tucson 2016 obtiene buena calificación, mientras que el resto ha de conformarse con una puntuación pobre o aceptable.

1

Para llevar a cabo la prueba, el IIHS ha impactado los siete SUV compactos a una velocidad de 64 km/h contra una pared, como viene siendo habitual en este tipo de test, y a la luz de los resultados, el Instituto se está replanteando introducir este tipo de criterio en sus futuras pruebas, más conocidas como TOP SAFETY PICK. Según apuntan los responsables del proyecto, éstas podrían comenzar el próximo año, siendo obligatorias de cara a 2018.

El IIHS introdujo la prueba de solapamiento leve en 2012 tras el éxito de la prueba de superposición moderada. Mientras que la prueba de solapamiento leve implica un 25% de la anchura del vehículo, la moderada abarca un 40%. Está diseñada para reflejar lo que ocurre cuando la esquina delantera de un vehículo choca con otro vehículo o un objeto tal como un poste de la luz.

Tal y como señala Becky Mueller, ingeniera del proyecto y principal promotora del mismo, este es un aspecto muy importante en relación a la protección de los ocupantes que requiere más atención, ya que en 2014 murieron más de 1.600 pasajeros que ocupaban el asiento derecho en choques frontales“.

   ¿Buscas coche NUEVO?
Descubre nuestras ofertas »

Y te estarás preguntando “¿Si es tan importante por qué no se ha pensado en ello hasta ahora?” Pues la razón es bastante simple: todo vehículo que se encuentra en la carretera ha de llevar un conductor a bordo, pero éste no siempre circula acompañado. Además, la deformación que sufre el vehículo al recibir este tipo de impacto ha obligado a que muchos fabricantes hayan tenido que variar la estructura del automóvil. Concretamente, desde la introducción de la prueba de solapamiento, 13 fabricantes han hecho cambios estructurales para 97 modelos. De ellos, casi tres cuartas partes obtuvieron una buena calificación después de los cambios.

Mueller asegura quealgunas estructuras de los vehículos tienen el mismo aspecto en ambos lados, pero no realizan la misma función. Es por ello que no podemos confiar únicamente en el análisis visual“.

Como se puede apreciar en las imágenes y el vídeo, las pruebas realizadas por el IIHS en el lado del copiloto permiten comprobar la magnitud de las diferencias existentes en lo que a protección de los ocupantes se refiere, por lo que el Instituto está instando a los fabricantes a que mejoren la seguridad en el lado derecho de los vehículos a fin de garantizar niveles similares de protección en ambos lados del mismo.

En cuanto a los modelos probados, estos son los resultados obtenidos:

  • Respecto al Nissan Rogue 2014 (X-Trail) y el Toyota RAV4 2015, ambos modelos presentaban una estructura asimétrica y, efectivamente, los dos obtienen malos resultados para el lado del pasajero, con la mayor cantidad de intrusión del vehículo en el habitáculo (a mayor intrusión, mayor riesgo de sufrir lesiones graves). Concretamente, de llevarse a cabo dicha prueba en los test el Rogue tendría una mala puntuación y el RAV4 tendría una puntuación pésima.
  • El Subaru Forester 2014 y el Mazda CX-5 2015 presentan una estructura simétrica, pero igualmente ambos modelos sufren una mayor deformación en el lado del copiloto que en el del conductor.
  • Los otros tres vehículos probados, el Hyundai Tuscon 2016, el Buick Encore 2015 y el Honda CR-V 2015, presentan un diseño estructural relativamente similar en ambos lados del vehículo, aunque sus resultados son algo más positivos. En el caso del Buick y el Honda, la calificación sería de aceptable, mientras que el Hyundai lideraría el test con un buen resultado.

Prueba de solapamiento leve IIHS

Noticias del motor y Ofertas de Coches Nuevos - Autonocion.com