Inicio » Noticias del Motor » ¡Llevar el abrigo puesto dentro del coche es un peligro!
Captura

¡Llevar el abrigo puesto dentro del coche es un peligro!

Con las prisas del día a día a menudo viajamos con el abrigo puesto en el coche e incluso montamos a los niños en sus sillitas con su mullida chaqueta, para que no pasen frío, pero ¿lo estamos haciendo bien?. 

La respuesta es un claro y rotundo “NO”.

Llevar a los niños con el abrigo dentro del coche puede comprometer su seguridad ya que puede reducir la efectividad de los sistemas de retención infantil y de sus arneses. Todo esto deriva de que la tensión de los cinturones de las sillas infantiles no es la misma cuando se lleva puesto el abrigo y por tanto, no se adaptan al cuerpo de los más pequeños de la casa. Como resultado aumenta en un 80% la posibilidad de que salga despedido o se deslice del asiento en una posible colisión o en una frenada brusca.

   ¿Buscas coche NUEVO?
Descubre nuestras ofertas »

Si queréis probar si el abrigo de vuestro hijo es lo suficientemente fino para no perturbar la acción de los sistemas de retención infantil, podéis hacer una sencilla comprobación: Una vez sentado y abrochado comprueba si puedes pasar dos o más dedos por debajo del cinturón a la altura del hombro. Si esto sucede, la prenda reduce la seguridad del sistema de retención infantil.

Pese a que las figuras de especial protección son los niños, hay que tener en cuenta que los abrigos no solo nos dificultan y nos restan capacidad de movimiento a la hora de conducir sino que impiden que el cinturón descanse sobre las zonas óseas de nuestro cuerpo en las que tiene que apoyarse (clavícula y pelvis) y deje algunos centímetros de hueco, reduciendo su efectividad y ampliando la posibilidad de sufrir más lesiones en caso de accidente.

Noticias del motor y Ofertas de Coches Nuevos - Autonocion.com