Inicio » Noticias del Motor » Las ciudades españolas y Greenpeace lucharán para que el vehículo privado deje de ser el “dueño” de las calles
Emisiones

Las ciudades españolas y Greenpeace lucharán para que el vehículo privado deje de ser el “dueño” de las calles

Desde mañana y hasta el próximo jueves 22 de septiembre tendrá lugar la Semana Europea de la Movilidad 2016 y, como era de esperar, los vehículos privados están en el punto de mira de los principales responsables del evento.

Las medidas contra los vehículos de combustión interna se endurecen por el tema de las emisiones y Greenpeace ya ha anunciado que ciudades como Madrid, Barcelona, Valencia, Zaragoza, Málaga, Murcia, A Coruña, Oviedo, León, Santiago de Compostela o Bilbao se han sumado al compromiso de reducir un 50% las emisiones de gases de efecto invernadero causados por la movilidad urbana y metropolitana de cara al año 2030.

Con ello, las principales urbes de nuestro país se comprometen a poner en marcha toda una serie de medidas que tienen como objetivo acabar con el vehículo privado en las calles de nuestras ciudades, algo que, por otra parte, ya se veía venir desde hace tiempo.

Emisiones

Esta iniciativa, que es la primera de estas características en España, también busca encontrar el apoyo de otros municipios con más de 50.000 habitantes que por ahora no se han sumado a la propuesta, aunque podrían hacerlo en las próximas semanas ya que la organización ecologista se encuentra manteniendo conversaciones con otras ciudades como Cádiz o Palma de Mallorca. Y deberíamos prestar atención, porque esto es serio.

Según señala Greenpeace en un comunicado, los objetivos climáticos en relación al transporte en las áreas metropolitanas o no existen o son insuficientes. A ello hemos de sumar que divergen en porcentaje de reducción y fecha de cumplimiento entre los distintos municipios y comunidades autónomas.

   ¿Buscas coche NUEVO?
Descubre nuestras ofertas »

Al sumarse a la propuesta, estos municipios se están comprometiendo a reorientar todas sus políticas de movilidad y los planes de urbanismo para que haya un cambio significativo en la movilidad de las ciudades respecto de la situación actual, contribuyendo con ello a los esfuerzos que se derivan del Acuerdo de París a través de una acción conjunta y muy ambiciosa que sirva de referencia para elaborar los Planes de Movilidad, las Estrategias Climáticas, los Planes de Calidad del Aire y cualquier tipo de estrategia que actúe sobre el transporte urbano y metropolitano.

Emisiones (1)

Basándose en su propio estudio El transporte en las ciudades: un motor sin freno del cambio climático publicado hace tres meses, la organización ecologista asegura que es perfectamente posible armonizar en un plazo de 14 años los esfuerzos en materia de movilidad urbana y metropolitana, así como reducir notablemente los niveles de emisiones respecto a los del año 2012. Para ello “solo” sería necesario reducir al menos en un tercio los desplazamientos que actualmente se realizan en vehículos privados, aumentar entre un 15 y un 30% la ocupación de todos los medios de transporte motorizados y mejorar la eficiencia de los vehículos apostando por una mayor electrificación.

En palabras de Mariano González, responsable de la Campaña de Transporte de Greenpeace: “Esta meta es relativamente sencilla de alcanzar si existe voluntad política para lograrlo, además no solo reduciríamos las emisiones que amenazan con alterar caóticamente el clima de nuestro planeta (la movilidad urbana genera el 10% de las emisiones totales en España), sino que además aumentaríamos significativamente la calidad de vida en nuestras ciudades al disminuir las 33.000 personas que cada año fallecen prematuramente en España como consecuencia de la contaminación”.

Fuente: Madridiario

Noticias del motor y Ofertas de Coches Nuevos - Autonocion.com