Inicio » Noticias del Motor » Las 5 rotondas más alocadas del planeta: El quebradero de cabeza diario de miles de conductores
Rotonda Lujiazui

Las 5 rotondas más alocadas del planeta: El quebradero de cabeza diario de miles de conductores

Las rotondas suelen ser escenario de maniobras un tanto peculiares, bien porque se olvidó como hacerlas o bien porque nunca se supo… El caso es que hoy vamos a hablaros de varias rotondas un tanto peculiares.

Si ya las conocidas comorotondas partidas muchas veces nos hacen perder la cabeza, imaginaos lo que puede suponer una rotonda en la que confluyen 12 avenidas, una turbo rotonda o una gran rotonda que comprende en su interior otras cinco más pequeñas. De todas ellas os vamos a hablar en este artículo y la verdad es que ninguna de ellas tiene desperdicio.

La Rotonda Mágica de Swindon

Empezaremos hablando de una peculiar rotonda que vio la luz en 1972 en la localidad de Swindon, Reino Unido. Aunque en sus inicios fue concebida por Frank Blackmore para ubicarse en Birmingham, la falta de presupuesto de la ciudad hizo que su destino final fuese Swindon. Su objetivo era hacer que el tráfico fuera más fluido, pero la realidad es bien distinta, pues a día de hoy es considerada como una de las intersecciones viarias más complejas del mundo por acoger en su interior otras cinco rotondas más pequeñas.

KONICA MINOLTA DIGITAL CAMERA

Bautizada como County Island tras su construcción, poco a poco este nombre fue cayendo en desuso, haciéndose popularmente conocida como The Magic Roundabout –la rotonda mágica- en honor a una famosa serie de televisión franco-británica, nombre que finalmente le fue otorgado de manera oficial en 1990.

Al caos que supone circular en una rotonda de semejantes dimensiones, se suma un problema añadido: el tráfico en el interior de la rotonda más grande se realiza en sentido contrario a las agujas del reloj, mientras que en las cinco rotondas pequeñas y en el círculo exterior se realiza en sentido horario.

Si además tenemos en cuenta que los británicos circulan por la izquierda, el conjunto resulto un auténtico desafío para cualquier conductor europeo continental. Desde luego, si alguna vez paso por Swindon, no me olvidaré de comprobar mi pericia al volante en esta rotonda. En el gráfico podéis observar un esquema del funcionamiento de la rotonda, donde las líneas rojas son carriles, las verdes ceda el paso y las azules son límites de la calzada.

Teniendo en cuenta su distribución, existen varias formas de llegar al mismo sitio. Mientras que los conductores poco experimentados pueden tomar el círculo exterior y salir por cualquiera de las salidas, los más valientes tienen la opción de atajar por el centro y circunvalar al menos dos de las rotondas menores para tomar cualquier salida.

KONICA MINOLTA DIGITAL CAMERA

A pesar de que esta rotunda ha sido considerada como uno de los cruces más terroríficos de Inglaterra, posteriormente se construyeron varias con el mismo diseño, como son las de Colchester (Greenstead Roundabout), High Wycombe, Denham, Sadler’s Farm o Hemel Hempstead. Contrariamente a lo que podamos pensar, este tipo de rotondas tienen un excelente historial de seguridad, principalmente a causa de que el tráfico en ellas es tan lento que es difícil tener un accidente. Además, los datos confirman que es uno de los pocos lugares donde los atascos nunca han vuelto a tener lugar a pesar de que llevamos cuarenta años de crecimiento del tráfico.

El famoso youtuber Tom Scott hizo un documental sobre la rotonda de Swindon que no tiene desperdicio. Aunque está en inglés, en el vídeo se puede ver la rotonda en directo y como los coches circulan en ella.

Rotonda del Arco del Triunfo en Paris

Se trata de la primera intersección circular conocida y, en sus inicios, esta rotonda era conocida como Place de l´Étoile -es decir, plaza de la Estrella- en honor a la estrella de 12 puntas marcada en el pavimento de la misma, de la cual confluyen 12 avenidas. Aunque el conocido Arco del Triunfo que se encuentra en el centro de la plaza se comenzó en 1806 por orden de Napoleón Bonaparte y no fue concluido hasta 1836, los orígenes de esta gran rotonda se remontan a 1777.

Posteriormente, fue rediseñada por el arquitecto Jacques Hittorff bajo la supervisión del Barón Haussmann y en 1970 pasó a denominarse Plaza de Charles de Gaulle. Su especialidad para nosotros reside en que a causa del alto número de accidentes en la misma, muchas aseguradoras francesas han acordado una cláusula que establece que cualquier siniestro allí acontecido será cubierto al 50% por cada una de las que aseguren a las partes implicadas, mientras que otras se niegan directamente a cubrir los costes del golpe.

Plaza Charles de Gaulle 1

Es tal el caos en esta rotonda que a los conductores noveles no les permiten circular en ella ni en presencia de su profesor de autoescuela.

Al parecer, en esta rotonda rige la anarquía y la ley del más fuerte. Vamos, similar a lo que ocurre en nuestra querida M-30 en plena hora punta. A todo ello hemos de añadir otros dos inconvenientes adicionales. Por un lado, esta rotonda no tiene los carriles delimitados, y por otro, en la mayoría de rotondas francesas (salvo que esté señalizado) la preferencia la tiene el que entra en la rotonda, no el que ya está dentro.

Curiosamente y, a modo de anécdota, cuando vas circulando por el interior de esta rotonda no oyes que la gente toque el claxon ni ves que la gente se cuele. Sin embargo, el dato de las aseguradoras es verídico.

   ¿Buscas coche NUEVO?
Descubre nuestras ofertas »

Rotonda Lujiazui

Es quizá una de las rotondas más inteligentes que vayamos a ver, pues está pensada para reducir la congestión del tráfico al mantener los vehículos en movimiento sin necesidad de que estos se detengan para dejar pasar a los peatones. Está en el corazón de la zona de Lujiazui, el distrito financiero más importante en China, en la ciudad de Sanghai, y ofrece una solución eficaz para ambos colectivos.

La pasarela cubre una superficie total de 22.107 metros cuadrados y está compuesta de cuatro partes distintas: el “Anillo de la Perla”, de 3.522 metros cuadrados; el “Pabellón Flotante Oriental”, de 13.685 metros cuadrados; el “Cruce del Siglo”, de 1.000 metros cuadrados; y el “Paso del Siglo”, de 3.900 metros cuadrados. Además, este paseo elevado está conectado tanto a las calles adyacentes como a la estación de metro y a los rascacielos cercanos, así como a otros edificios históricos visitados por turistas como la Oriental Pearl TV Tower, la Jin Mao Tower, o el Shanghai World Financial Center.

Rotonda Lujiazui

El jardín decorativo de su interior está muy bien cuidado y su diseño se varía cada cierto tiempo. Además, el puente peatonal se ha iluminado con luces que dan un “efecto dramático” a la rotonda por las noches.

Para llegar al anillo peatonal de 500 metros de longitud, la construcción dispone de un total de 17 ascensores y múltiples escaleras mecánicas instaladas por Thyssen-Krupp. Inaugurada en la Expo de Sanghai de 2010, el objetivo de su construcción era convertir este barrio en un centro financiero mundial, para lo cual se invirtió la escandalosa cifra de 10 millones de euros en esta infraestructura. Es realmente práctica y ayuda a los peatones a desplazarse con mayor rapidez y seguridad, al tiempo que ofrece a los turistas buenas vistas de los edificios singulares cercanos y del skyline de la ciudad.

Rotonda Putrajaya

También conocida como Persiaran Sultan Salahuddin Abdul Aziz Shah, su nombre resulta casi igual de largo que la propia rotonda. Esta singular glorieta está localizada al sur de Kuala Lampur, en Malasia, y ha sido declarada como la rotonda más grande del mundo. Abarca un área de más de 4.500 kilómetros cuadrados, alcanzando una longitud de más de 3 kilómetros y 3,4 kilómetros de diámetro. Ahí es nada.

En su interior alberga tres elementos clave rodeados por espectaculares zonas verdes: el Istana Melawati en la cima de la colina, retiro real para el Yang Dipertuan Agong, Jefe de Estado constitucional de la federación de Malasia; el Putra Perdana, un monumento conocido como Mercu Tandabahasa que fue construido para conmemorar el nacimiento de Putrajaya; y el Putrajaya Shangri-La Hotel, un hotel de 5 estrellas.

Rotonda Putrajaya (1)

Cuando se habla de esta rotonda son numerosas las discrepancias acerca de si realmente es esta la rotonda más grande del mundo o lo es la que rodea Queen’s Park Savannah en Tobago. En realidad, esta última no es una rotonda, sino una calle en la que el flujo de tráfico se redirigió en un único sentido -concretamente, en sentido horario-. Además, ni siquiera tiene forma circular.

Las turbo rotondas

En este caso, no hemos de salir de España para encontrarnos con ellas. Aunque la idea fue propuesta a finales de los 90 por el profesor Lambertus Fortuijnen en Holanda (donde hay más de 300 rotondas de este tipo) y posteriormente se comprobó su funcionamiento en varios países europeos, en el año 2009 se inauguró por primera vez en la localidad asturiana de Grado una glorieta de estas características. Posteriormente, dos más han visto la luz en Santander.

Su diseño puede parecer un tanto extraño en primera instancia, pero realmente nacen de la necesidad de recordar a todos los usuarios de la vía el modo correcto de circular en una rotonda, algo que en teoría deberíamos traer aprendido de casa. En ellas se indica claramente con marcas viales cómo hay que circular por la rotonda. Es más, se limitan las maniobras que se pueden realizar dentro de la misma con la línea continua, existiendo un carril que nos llevará de forma exclusiva hasta la salida deseada.

Turbo rotonda (1)

“El Colacao Turbo es como el de toda la vida, pero sin grumitos. Las turbo rotondas son como las glorietas de siempre, pero con menos accidentes” Sergio Eguía, “Así se circula dentro de una turbo rotonda” -El Correo-.

En esencia, una turbo rotonda no es más que una glorieta de dos carriles en la que se deja el exterior para seguir de frente o ir a la derecha y el interior para ir a la izquierda o hacer un cambio de sentido. La única pega es que el conductor debe situarse en la vía correcta antes de acceder al giro, porque una vez dentro de la glorieta no tendrá posibilidad de rectificar, debiendo seguir por su carril hasta el final.

¿Supondrán las turbo glorietas el fin de los accidentes en las rotondas y la solución definitiva para aprender a conducir dentro de estas? Permitidme dudarlo, hay mucho cafre suelto…

Por último y, a pesar de no ser realmente rotondas, también merece la pena mencionar Taganka Square, en Moscú, o el Hanger Lane Gyratory System de Londres, un mega conjunto de cruces que abarca un área de cerca de 30.000 metros cuadrados que en las horas punta ve pasar la escandalosa cifra de 10.000 vehículos por hora. Podéis ver las imágenes de ambas en la galería.

Galería de imágenes

Fuentes: cbrd.co.uk, Wikipedia, euro assurance, circula seguro, El Correo, lainformacion.com

Noticias del motor y Ofertas de Coches Nuevos - Autonocion.com