Inicio » Preparaciones de vehículos » Kuhl Racing también se atreve a radicalizar el Mazda MX-5 2016: ¿Para gustos los colores?
kuhl-racing-mazda-mx-5-11

Kuhl Racing también se atreve a radicalizar el Mazda MX-5 2016: ¿Para gustos los colores?

Si hace poco os hablábamos de la última preparación de Kuhl Racing que tomaba como base al Toyota GT86 con un impactante aspecto, hoy os traemos este Mazda MX-5 que ha sido transformado por el preparador japonés gracias a un nuevo kit para su carrocería.

Una de las particularidades del Miata que probablemente a mucha gente no le guste es que hay millones de formas de personalizarlo, y pocas veces podremos encontrar dos iguales. En Japón es muy normal encontrar preparaciones de lo más radicales, pero realmente no tienen nada que ver con una conducción agresiva o superar los límites de velocidad, sino simplemente una forma de autoexpresión.

kuhl-racing-mazda-mx-5-8

Kuhl Racing es una compañía que elevó su fama por las nubes después de desvelar su espectacular Nissan GT-R de oro con diferentes diseños grabados por profesionales artesanos, un coche que impresiona y mucho. Ahora poco a poco van añadiendo nuevas preparaciones a su catálogo como esta, que toma como base el último MX-5.

   ¿Buscas coche NUEVO?
Descubre nuestras ofertas »

En la parte delantera recibe una nueva parrilla y un splitter delantero. El capó ha sido fabricado por encargo de la mano de Artis, el responsable de realizar con una técnica de grabado de metal este acabado a mano alzada y en un tono “rojo manzana” transparente. Este mismo ambiente retro también se puede respirar gracias a las inserciones de los faldones laterales, junto con los diversos vinilos que le dan un aspecto aún más “malote”.

Sin duda una de las partes que más destaca es la zaga, gracias al nuevo y prominente difusor que incorpora, no es nada sutil, está hecho para llamar la atención. Tampoco podía faltar un alerón en fibra de carbono -en este caso algo menos extremo de lo que estamos acostumbrados- para rematar una trasera de ensueño que todos desearíamos ver al echar un ojo por el espejo retrovisor.

No pasan tampoco desapercibidos los dos enormes tubos de escape acabados en titanio, con unos 120 mm de diámetro cada uno para deleitarnos con un bramido digno de una preparación del más alto nivel. La suspensión también ha sufrido cambios y se ha rebajado ligeramente, además las llantas de fábrica han sido sustituidas por unas de radios múltiples y un aspecto contundente.

Galería de imágenes

Fuente: Autoevolution

Noticias del motor y Ofertas de Coches Nuevos - Autonocion.com