Inicio » Noticias del Motor » Esto es lo que cuesta mantener un Nissan GT-R: Prepara billetes para la manutención de Godzilla
nissan_gt-r_87_2

Esto es lo que cuesta mantener un Nissan GT-R: Prepara billetes para la manutención de Godzilla

A pesar de lo que la gente cree, lo que realmente cuesta dinero no es la compra del coche en sí, sino su mantenimiento. En el momento de compra hay que mirar absolutamente todos los gastos relacionados con el modelo que vamos a adquirir ya que en cierto modo, van a ser los gastos mínimos que vamos a tener que realizar periódicamente para poder usar el vehículo.

El impuesto de circulación, el seguro, el mantenimiento mecánico, neumáticos, frenos y como no, otros gastos relacionados con el uso como el consumo de combustible y como no, las averías y los golpes…

No es la primera vez que os hablamos de los gastos de superdeportivos. Desde lo que cuesta mantener un Bugatti Veyron a un Lamborghini Gallardo pasando por un Porsche Carrera GT.

Hoy le ha llegado el turno a Gozilla, un modelo que levanta pasiones y como no, billetes de los bolsillos de sus orgullosos y satisfechos propietarios.

Conducir diariamente un Nissan GT-R tiene unos elevados costes. Para empezar, vamos a hablaros de los neumáticos. Las llantas del Nissan GT-R equipaban unos neumáticos Dunlop SP Sport Maxx GT 600 DSST CTT anti-pinchazos de rendimiento ultra alto llenos de nitrógeno y diseñados de acuerdo con sus características de suspensión. Sus tamaños son: 255/40 ZRF20 para los delanteros y 285/35 ZRF20 para los traseros.

En el caso de los delanteros hablamos de unos 387 euros por goma a lo que habrá que sumarle montaje, tasa, válvula, equilibrado y paralelo. En el eje delantero podemos irnos con facilidad a los 840 euros.

En los neumáticos traseros hablamos de 488 euros por goma, ósea que una vez montados, hablamos de más de 1000 euros sólo en el eje trasero. Además de esto, hay que tener en cuenta que las gomas en el GT-R deben de cambiarse entre los 3.000 y los 9.000 km dependiendo de la forma de conducir y la exigencia.

1

Respecto al consumo cabe destacar que el GT-R es un coche gastón. Las medias debido a la exigencia del conductor pueden irse con facilidad a los 17.5 litros a los 100 km y ojo, porque hablamos de gasolina 98 como mínimo.

   ¿Buscas coche NUEVO?
Descubre nuestras ofertas »

Hablamos de consumos de 8km/litros en autopista o autovía, 6 km/litros en urbano y 4 km/litro en modo “On fire”.

Los servicios en la casa oficial no son muy caros. De hecho, un servicio regular ronda los 450 euros e incluye aceite, filtros y chequeos varios. Dependiendo del uso este servicio debe de hacerse entre los 10.000 km y los 15.000 km aunque esto puede bajar si nos empleamos a fondo con el vehículo.

2

Respecto a los frenos, un nuevo juego de pastillas cambiado en un servicio oficial ronda con facilidad los 600 euros, sin embargo, el cambio de discos es de unos dolorosos 3.000 euros.

Lo peor de todo es que parece que el GT-R literalmente devora frenos, tanto discos como pastillas.

3

El impuesto de tracción mecánica de un Nissan GT-R puede rondar en España los 200 euros anuales, aunque eso depende del Ayuntamiento, y ojo, en muchos países, como Italia, estos modelos pagan hasta 6.000 euros en impuestos anuales.

En España los seguros para el GT-R son caros –mínimo 2.500 euros al año- aunque depende del tomador y su expediente. En países como Italia –con los seguros más caros de Europa- el GT-R puede llegar a pagar con facilidad 6.000 euros al año de póliza de seguros.

Uno de los mejores consejos que nos han dado, es que estos modelos deben de tener el mejor seguro posible porque los costes de reparación son desorbitados en todos los sentidos y siempre está expuestos a celosos que pueden dañarlos.

Por supuesto, estos costes pueden reducirse si sois unos manitas, sin embargo, la mayoría de los que se compran estos vehículos normalmente pasan de ensuciarse en exceso las manos…

Noticias del motor y Ofertas de Coches Nuevos - Autonocion.com