Inicio » Noticias del Motor » El Tesla Model S, ahora disponible con Modo de Defensa contra Armas Biológicas ¡Y es real!
teslamodels

El Tesla Model S, ahora disponible con Modo de Defensa contra Armas Biológicas ¡Y es real!

El tema de la contaminación del aire se está poniendo cada vez más serio en las principales ciudades del mundo entero y, desde luego, no es para menos. Sin ir más lejos, ya hemos visto cómo nuestro país vecino desarrolló un sistema para identificar a los vehículos más contaminantes que las autoridades locales podrían usar para limitar el acceso de coches y furgonetas con motores contaminantes al casco urbano de París; o en nuestro propio caso, las restrictivas y polémicas medidas del protocolo anticontaminación de Madrid.

En algunos lugares del mundo como China, incluso es más sano ir por la calle a bordo de nuestro vehículo que andando. Por desgracia, este tema parece preocupar solo a unos pocos a la hora de decidir la compra de su próximo coche, cuando en realidad, la contaminación del aire tiene un impacto significativo y generalizado en la salud pública y actualmente la Organización Mundial de la Salud la considera el mayor riesgo medioambiental para la salud a nivel mundial.

Tesla Model S y Model X

En cifras, más de tres millones de personas mueren cada año como resultado de dicha polución, lo que supone más del doble del número de personas que mueren en accidentes de tráfico al año.

Como bien sabéis y os he comentado en alguna ocasión, el futuro de la movilidad a medio plazo pasa por la hibridación, mientras que a largo plazo los modelos 100% eléctricos irán acaparando todas las ventas de vehículos. Algunos adelantados a su tiempo, como Tesla, ya proponen soluciones viables en este segmento, con modelos totalmente eléctricos de gran autonomía como los Model S, Model X o el recién presentado Model 3.

Sin embargo, aunque nosotros no contaminemos a bordo de estos vehículos, sí que lo hace el resto del mundo, y es por ello que la compañía de Elon Musk nos sorprende ahora con un innovador sistema que premia a sus clientes protegiéndolos de la contaminación exterior cuando van al volante de un Tesla. Éste está inspirado en los sistemas de filtración de aire utilizados en los hospitales y la industria espacial y es capaz de separar el aire del exterior del polen, las bacterias y la contaminación antes de entrar en la cabina, complementándose con la limpieza sistemática del aire dentro del habitáculo para eliminar cualquier rastro de estas partículas.

   ¿Buscas coche NUEVO?
Descubre nuestras ofertas »

Tesla Model X

Así, este sistema de filtración de aire HEPA resulta mucho más eficiente que los filtros de automoción estándar, proporcionando al conductor y los pasajeros la mejor calidad del aire posible en el interior del vehículo sin importar lo que está sucediendo en el entorno que les rodea. Para asegurar su efectividad, desde Tesla han puesto a prueba sus sistema en entornos extremos del mundo real, desde las autopistas de California durante las horas pico hasta pantanos malolientes, vertederos, pastizales para vacas e incluso las principales ciudades de China.

Y para ir un paso más allá, los ingenieros de la marca también optaron por probar el sistema en un entorno en el que se pudieran controlar de forma precisa y con un seguimiento minucioso todas las condiciones atmosféricas, por lo que se introdujo un Tesla Model X en una gran burbuja cerrada con niveles extremos de contaminación (1.000 mg/m³ de PM2.5 frente al índice límite de “buena” calidad del aire de la EPA de 12 mg/m³).

Tesla Bioweapon Defense Mode

El Tesla Model S ya incorpora el sistema de filtración de aire HEPA que elimina, al menos, el 99,97% de la contaminación del aire y suprime de manera efectiva todos los alérgenos, bacterias y otros contaminantes del aire del habitáculo.

Con el sistema activo dentro del vehículo, en menos de dos minutos éste había limpiado el aire del habitáculo por completo, reduciendo los niveles de contaminación del aire de unos extremadamente peligrosos 1.000 mg/m³ a niveles tan bajos como para ser indetectables (por debajo del umbral mínimo de ruido) por los instrumentos de medición. ¿El resultado? Respirar aire fresco rodeado por una burbuja de contaminación.

Pero si consideras que esto es el “acabose“, aún tenemos un último apunte que añadir. En los minutos siguientes al experimento, el Tesla Model X también comenzó a eliminar la polución del exterior, reduciendo los niveles de PM2.5 de la burbuja en un 40%. En otras palabras, el Modo de Defensa Contra Armas Biológicas de Tesla nos permitiría, literalmente, sobrevivir a un ataque militar bioquímico sin movernos del interior de nuestro coche. Y ojo, porque no es una declaración de intenciones, es un producto apto para la comercialización…

Noticias del motor y Ofertas de Coches Nuevos - Autonocion.com