Inicio » Noticias del Motor » El motor FIAT del S76 “La Bestia de Turín” con 4 cilindros y sus 28.4 litros es la mecánica de coche más grande que existe
Bestia de Turin Fiat S76

El motor FIAT del S76 “La Bestia de Turín” con 4 cilindros y sus 28.4 litros es la mecánica de coche más grande que existe

Ya os había hablado de esta maravillosa máquina con anterioridad, sin embargo, ahora os lo voy a mostrar un poco más en profundidad y os voy a acompañar este pequeño y modesto texto con un espectacular reportaje fotográfico de Stefan Marjoram.

Sí, sin duda alguna hay motores más potentes e incluso coches con motes más grandes -aunque no son motores de coche propiamente dicho, sí que hemos visto coches con motores de avión, que eran técnicamente más grandes que este, pero insisto, no eran motores de coche- sin embargo hoy os hablo del motor más grande fabricado para un coche hasta la fecha.

Se trata de una mecánica FIAT de la que da gusto hablar. El FIAT S76, conocido como el FIAT de 300 Hp del Récord y apodado como “La Bestia de Turín” fue construido en 1911 por la casa italiana con un claro propósito, el de batir el récord de velocidad en tierra y arrebatárselo al Blitzen Benz, un coche alemán con una mecánica de infarto.

Hay que subrayar que hablamos de la mecánica más grande de un coche, sin embargo, el FIAT S76 era un vehículo de carreras y tienes que saber que la mecánica más grande (en tamaño) para un vehículo de calle es la del Bugatti type 41 “royale”, un modelo de 6.4 metros de longitud que empela una mecánica de 8 cilindros en línea de 12.7 L.
1232

A diferencia del Biltzen Benz que contaba con un motor de cuatro cilindros de 21,504 cm3 (21.5 litros) que desarrollaba 200 CV, el FIAT S76 contaba con otro tetracilíndrico con una cilindrada de 28.353 cm3 (28.4 litros, 190x250mm) que desarrollaba nada menos que 290 CV/213 kW a 1.900 rpm.

   ¿Buscas coche NUEVO?
Descubre nuestras ofertas »

El Fiat S76 se convirtió en 1911 en el coche más rápido del mundo gracias al piloto Pietro Bordino y a su increíble conducción en Saltburn Sands –existe un récord filmado de este vehículo en Ostenda, Bélgica, donde alcanzó los 217 km/h-.

Sólo dos S76 fueron producidos por el fabricante italiano. Mientras que una unidad fue desmantelada por FIAT después de la Primera Guerra Mundial para impedir que otros fabricantes rivales obtuviesen los secretos técnicos de la grandiosa mecánica –FIAT guardó la mecánica-, la segunda unidad fue comprada por un aristócrata ruso llamado Boris Sujanov -es el señor que aparece en la foto principal-.

Tras la Revolución Rusa la unidad fue trasladada a Australia donde fue equipada con un motor nuevo en 1924.

A principios de 2000, Duncan Pittaway adquirió el chasis de la unidad de Australia y lo juntó con el motor que tenía FIAT con el objetivo de recrear el vehículo.

Tras una restauración de 10 años el modelo se presentó en una exhibición estática en 2014.

Créditos fotográficos | Stefan Marjoram

Noticias del motor y Ofertas de Coches Nuevos - Autonocion.com