Inicio » Noticias del Motor » Destapando a un icono: 22 secretos que seguramente desconozcas del DeLorean DMC-12
DeLorean Texas

Destapando a un icono: 22 secretos que seguramente desconozcas del DeLorean DMC-12

Cuando Marty McFly y “Doc” nos llevaron en 1980 al Futuro, todos queríamos un DeLorean. Con el tiempo nos hemos dado cuenta que el DeLorean no era un cochazo deportivo, sino una leyenda cinematográfica en toda regla. Era lento y no contaba con una buena dinámica, sin embargo, el DeLorean marcó a más de una generación, no sólo con su aparición cinematográfica sino con su desaparición debido a la bancarrota de la marca que pasó a una mejor vida en 1981-1982.

Concebido, diseñado y desarrollado por algunas de las mentes más grandes de la industria, las ventas fueron tan deprimentes que el DeLorean bien podría incluirse en la lista de desastres de automoción, aunque sin duda es uno de los vehículos más singulares que se han fabricado. En realidad, bien podríamos afirmar que el DeLorean DMC-12 es todo un enigma en los anales de la historia del automóvil, por ello y, aprovechando que volveremos a verlo en las carreteras estadounidenses en 2017, hoy os traigo un listado de 22 cosas que probablemente desconozcas de este peculiar modelo.

1. El chasis está fabricado con acero inoxidable de grado alimenticio

La mayoría de la gente sabe que el DeLorean no tiene ninguna pintura en su carrocería, luciendo una apariencia de acero inoxidable cepillado. Sin embargo, hablando técnicamente este material es SS304, o lo que es lo mismo, el acero inoxidable que se utiliza para fabricar la mayoría de barriles de cerveza que vemos a diario o las encimeras que podemos encontramos en la cocina de un restaurante.

2. Para sacarle brillo, lo mejor es la gasolina

Sí, parece una broma, pero si alguna vez habéis tratado con un aparato de cocina hecho de acero inoxidable sabréis que resulta prácticamente imposible conseguir que no se queden las huellas de los dedos marcadas en él. En el DeLorean ocurría lo mismo, así que sus creadores decidieron indicar en el manual del propietario que lo mejor que se podía hacer para dejarlo reluciente es utilizar gasolina o disolvente. Total, no había ninguna pintura que comerse con el Scotch-Brite

3. Hay incluso maletas de DeLorean

Curiosamente, puedes hacerte con el kit de equipaje oficial de DeLorean pero sin embargo no existe un conjunto oficial de maletas de Regreso al Futuro para llevar en tu DMC-12. Es un poco raro, ¿no?

 Equipaje DMC

4. El “12” en la denominación DMC-12 era en realidad su precio

Incluso para 1980, 12.000 dólares era un gran precio. Las intenciones de sus creadores pasaban por fijar el precio final del modelo en dicha cifra, pero finalmente sus costes de fabricación y los diversos contratiempos a los que se enfrentó le llevaron a venderse por 25.000 dólares, aunque poco después fácilmente podía superar los 75.000 dólares.

5. El gobierno utilizó el DeLorean para probar los airbags

DeLorean Motor Cars creó el DMC-12 con el objetivo de convertirlo en un vehículo extremadamente seguro. Es más, una de las principales denominaciones que se estuvieron barajando para el modelo era DSV, “DeLorean Safety Vehicle“. La compañía incluso donó dos de los primeros prototipos a la NHTSA para que llevara a cabo las pruebas de choque con airbag, tal y como podéis ver en el vídeo.

La prueba se llevó a cabo a 64 km/h, aunque la verdad es que el resultado no es el que cabría esperar de un Safety Vehicle.

6. Antes de crear su propia compañía, John Z. DeLorean fue una de las estrellas más brillantes de GM

Dirigió Pontiac en la década de 1960, época en la que fue responsable del nacimiento de coches tan legendarios como el GTO o el Firebird, antes de asumir el mando de Chevrolet en 1970 y hacer unos cuantos enemigos en General Motors con el paso del tiempo. Llegó incluso a ser vicepresidente de la compañía antes de la crisis del petróleo, pero demostró muy pronto que no sabía moverse entre los grandes jefazos, así que fue expulsado de GM en 1973.

Pontiac GTO

7. Su diseño es obra del legendario diseñador Giorgetto Giugiaro

Incluso si nunca has oído hablar de Giugiaro, estoy seguro de que conoces muchas de sus obras: el BMW M1, el Lotus Esprit o el Lexus GS son fruto de su prodigiosa mente, por nombrar sólo unos pocos.

8. El chasis fue diseñado por el fundador de Lotus, Colin Chapman

Bueno, en realidad fue rediseñado por Chapman, ya que el primer diseño -llevado a cabo por uno de los ex compañeros de DeLorean en Pontiac- utilizaba una serie de técnicas que probablemente habrían hecho de este coche un desastre aún mayor en términos de aerodinámica, rendimiento y ventas. Por ello, gran parte de sus componentes del chasis los comparte con el Lotus Elan.

Lotus Elan

9. El motor procede de Volvo

Para construir el DeLorean DMC-12 se barajaron varias opciones mecánicas, entre ellas el mismo motor rotativo que se puede encontrar en el Mazda RX-7. Sin embargo, finalmente una versión del poderoso bloque V6 desarrollado por Peugeot, Renault y Volvo encontró su lugar en la parte trasera de este deportivo. Por suerte, el plutonio y los reactores nucleares nunca estuvieron entre las principales opciones…

10. Hay cuatro DeLorean bañados en oro

Como parte de una campaña poco exitosa en colaboración con American Express, un par de coches chapados en oro de 24 quilates vieron la luz a lo largo del proceso de producción, encontrándose ambos expuestos en museos a día de hoy. Un tercero fue fabricado a fin de tener piezas de repuesto para los dos primeros, y la cuarta unidad fue construida por encargo de un empresario privado algo caprichoso que decidió bañar en oro su unidad.

DeLorean bañado en oro

11. Las puertas cuentan con tecnología espacial

La empresa encargada de desarrollar la barra de torsión de las puertas -la cual ayuda con la elevación y el descenso de las mismas- fue nada menos que Grumman Aerospace, una empresa líder en el diseño y fabricación de aeronaves -tanto civiles como militares- del Siglo XX que dio a luz grandes creaciones como el módulo lunar Apolo y el caza de combate F-14 Tomcat. Para desarrollar la barra de torsión del DeLorean, llevó a cabo la mayor parte de la fabricación en condiciones criogénicas, a fin de garantizar su longevidad.

12. Inicialmente, solo contaba con un opcional

Así es, en su lanzamiento el único opcional disponible para el DeLorean DMC-12 era la transmisión automática, no fue hasta algún tiempo después cuando comenzaron a aparecer otras accesorios como las barras de esquí sobre el compartimento del motor o los vinilos con las siglas “DMC”.

Interior DeLorean

   ¿Buscas coche NUEVO?
Descubre nuestras ofertas »

13. El DeLorean iba a ser fabricado en Puerto Rico

John Z. fundó la marca DeLorean en Detroit con la ayuda de una fuerte inversión por parte de personas como Johnny Carson o Sammy Davis, Jr. Sin embargo, el gobierno británico ofreció al fundador la escalofriante cifra de 120 millones de dólares para que DeLorean construyese su fábrica en Irlanda del Norte. Lógicamente, este aceptó, hecho que dio por finalizadas las avanzadas conversaciones que John mantenía con las autoridades de Puerto Rico para trasladar allí la producción.

14. La fábrica pretendía crear 20.000 coches al año

La fábrica fue creada específicamente para soportar un rápido ritmo de producción. Es más, se esperaba llegar a un promedio de unidades similar al del Corvette, pero la realidad nunca estuvo cerca y todo quedó en una mera utopía, ya que en total apenas 10.000 unidades del modelo vieron la luz. Es cierto que inicialmente la demanda era alta, pero las bajas ventas fueron el resultado de varios retrasos y en menos de un año el rendimiento esperado del coche comenzó a minar seriamente el entusiasmo de los potenciales compradores.

Fábrica DeLorean

15. Teorías de conspiración, montañas de cocaína y trampas del gobierno

Cuando la marca comenzó a ir cuesta abajo y sin frenos, John Z. llegó a un complejo acuerdo de reestructuración para mantenerse a flote, pero era necesaria una suma de nada menos que 27 millones de dólares para que DeLorean resurgiera de sus cenizas. Cual película típica de los 80, el FBI arrestó a DeLorean en Los Ángeles en octubre de 1982 por intentar vender un maletín de cocaína por valor de 25 millones de dólares para salvar su empresa, pero este consiguió salir libre de cargos tras demostrar que toda la operación había sido organizada por el FBI para atraparle con las manos en la masa.

John Z. DeLorean

Posteriormente también afirmó que General Motors estaba detrás de toda la historia porque buscaba venganza, pero nunca consiguió demostrar esa parte. A la salida de los juzgados el propio DeLorean afirmó “¿Usted compraría un coche fabricado mí?” y, posteriormente, el “angelito” comenzó una carrera delictiva basada en desviar los pocos fondos que quedaban en su compañía, estafando casi cincuenta millones a sus inversores y otros diez al bufete de abogados que le representó durante su batalla legal.

16. Cuando el DMC murió, Big Lots se hizo con las unidades

En aquél momento Big Lots era conocido como Consolidated Stores Corporation y fue un importante inversor para la marca. Cuando DeLorean se fue a la quiebra, CSC se hizo con todas las unidades restantes y se encargó de venderlas por su cuenta.

Big Lots

17. DeLorean todavía existe…un poco

La original DeLorean Motor Company murió hace muchos años, pero todos los componentes que sobraron, los bocetos, las herramientas utilizadas para su fabricación y algún que otro material de ingeniería todavía perviven en algún rincón de Texas, concretamente en una compañía llamada DeLorean Motor Company of Texas.

18. Todavía puedes hacerte con un DMC-12 nuevo

No, no hablamos de una unidad restaurada “como nueva”, sino un DMC-12 hecho desde cero a partir de las piezas originales de fábrica que posee DeLorean Motor Company of Texas. Si quieres hacerte con uno tendrás que desembolsar algo más de 65.000 dólares, pero aun así te saldrá incluso más barato que algunas de las unidades que se dejan ver en el mercado de segunda mano.

DeLorean Texas

19. Por 30 mil dólares puedes tener tu máquina del tiempo

Si bien es cierto que esta cifra no incluye el precio base del coche, por este precio puedes hacerte con todos los componentes que el coche llevaba en la película de Regreso al Futuro y tener una réplica prácticamente exacta. Otra opción es que te hagas con la réplica oficial del modelo que rueda estos días por eBay y de la cual os he hablado recientemente.

DeLorean Regreso al futuro

20. Las puertas del DeLorean ahora duermen con los peces, literalmente

Las matrices de estampado son los pesados ​​trozos de metal que se utilizan como moldes para dar forma a otras hojas de metal cuando se presionan entre sí, a fin de crear, por ejemplo, piezas de automóviles. La DeLorean de Texas compró gran parte de los útiles necesarios para seguir fabricando el DMC-12, pero no pudo conseguir los sellos reales utilizados para hacer las puertas.

Barco

En su lugar, estos se cargaron en el barco que se ve en la imagen y se dejaron caer a las profundidades del océano, frente a la costa de Irlanda del Norte. Sirven actualmente como anclas para redes muy grandes, concretamente como parte de una piscifactoría. Durante décadas, se pensó que esta historia no era más que una leyenda urbana, pero en el año 2000 las evidencias fotográficas disiparon toda posible duda.

21. El último DMC-12 se produjo en la víspera de Navidad de 1982

Corría el año 1981 cuando Cutty Sark utilizó a Johnny Z. para promocionar el anuncio de whisky que os muestro en la imagen. Un año después, en la víspera de navidad, el DMC-12 era uno de esos 100 negocios fallidos a los que hacía referencia el cartel. Éxito lo que se dice éxito, no tuvo.

Anuncio Cutty Shark

22. Donald Trump compró la mansión de John DeLorean

Las cuentas de John DeLorean no es que estuvieran precisamente saneadas tras el fracaso de su empresa y, en el año 2000, el mismísimo Donald Trump se hizo con su mansión y el terreno de 400 hectáreas que poseía en Nueva Jersey. Rápidamente vio la luz un campo de golf que a juzgar por las imágenes tiene muy pero que muy buena pinta…

Club de golf

Fuente: thrillist.com

Noticias del motor y Ofertas de Coches Nuevos - Autonocion.com