Inicio » Noticias del Motor » Despídete del vehículo de combustión: Alemania lucha para que dejen de venderse en Europa en 2030
gasolina

Despídete del vehículo de combustión: Alemania lucha para que dejen de venderse en Europa en 2030

Estas semanas hemos hablado de soluciones como aumentar el octanaje de la gasolina para mejorar la eficiencia y reducir las emisiones; de medidas específicas que se están tomando en nuestro país, como el hecho de que las principales ciudades españolas y Greenpeace están luchando para que el vehículo privado deje de ser el “dueño” de las callese incluso del caos que se produjo en Madrid en el ‘Día Sin Coche’, una jornada que experimentó un crecimiento de un 89% en el tráfico cuando el efecto debería haber sido justo el contrario.

Nos ha tocado vivir en una época en la que la contaminación y la eficiencia energética son uno de los principales quebraderos de cabeza de las autoridades alrededor de todo el mundo. En el sector del automóvil, los problemas de emisiones y las restricciones en las principales ciudades europeas son ya una realidad, especialmente en relación a los vehículos más antiguos y los modelos diésel, y los principales estudios en la materia no auguran un futuro prometedor para el automóvil de combustión interna.

Contaminación Nueva Delhi (3)

Si hace relativamente poco os hablaba de un informe que aseguraba que los vehículos de combustión dejarán de venderse en 2035 y en 2050 desaparecerán, la noticia de hoy es bastante más crítica, y es que en Alemania esto tendrá lugar cinco años antes de lo previsto, en 2030. Los miembros del gobierno alemán han aprobado recientemente una resolución para prohibir la venta de motores de combustión interna en la Unión Europea para el año 2030. De ser así, sólo los vehículos de cero emisiones podrían venderse en el mercado tras dicha fecha.

   ¿Buscas coche NUEVO?
Descubre nuestras ofertas »

La resolución fue aprobada hace apenas unos días en el Bundesrat -Consejo Federal- de Alemania, el órgano legislativo de la nación que representa a los 16 estados alemanes.

En realidad, la resolución no es vinculante más allá de Alemania porque el Bundesrat no tiene autoridad directa sobre la Unión Europea, por lo que no puede exigir cambios en las regulaciones de transporte de como tal, pero teniendo en cuenta que hablamos del gobierno más grande y poderoso para la economía de la Unión, las decisiones del gobierno alemán ejercen una enorme influencia sobre la misma y sobre la Comisión Económica de las Naciones Unidas para Europa.

Emisiones

Por ahora, en la decisión tomada el gobierno alemán pide a la Comisión Europea “evaluar las recientes prácticas fiscales y la contribución de los Estados miembros a la promoción de la movilidad con cero emisiones“, con el objetivo de lograr la reducción de las emisiones contaminantes acordada en el primer pacto mundial sobre el clima, el rubricado en la conferencia de París en diciembre de 2015.

En cualquier caso, esta medida solo supondría la prohibición de la venta de vehículos con motores diésel y gasolina, pero no el uso de aquellos que fuesen vendidos previamente. Así, habría que esperar otros 20 años más después de que entre en vigor la prohibición para dejar de ver de forma definitiva coches con motores de combustión en las carreteras, una cifra que se corresponde con el compromiso alemán de fijar para 2050 la reducción de CO2 entre un 80% y un 95%.

Ahora solo queda esperar a ver cuál es la respuesta de los principales fabricantes de vehículos a esta decisión…

 

Fuente: Road&Track

Noticias del motor y Ofertas de Coches Nuevos - Autonocion.com