Inicio » Pruebas de Coches » Contacto Mercedes-Benz GLC 220 d 4MATIC Edition 1: Su logo no es una estrella, es un punto de mira…
Mercedes GLC 2

Contacto Mercedes-Benz GLC 220 d 4MATIC Edition 1: Su logo no es una estrella, es un punto de mira…

No cabe duda que la nueva estrategia de Mercedes-Benz de crear un producto con aspecto juvenil, mejor equipado y que se ajuste a bolsillos más modestos está funcionando más que bien. Si el Clase A, el Clase B, el CLA y el Clase C han sido un éxito, no te puedes imaginar lo que está significando para la casa germana de la estrella cruzar esa exitosa combinación con lo que actualmente demanda el mercado, lo que viene siendo un vehículo de tipo SUV. Así es, el GLA está imparable y ahora la marca se presenta en el mercado con una…
Diseño/Estética - 7
Calidad de acabados - 8
Equipamiento disponible - 9
Habitabilidad - 8
Maletero/Espacio de carga - 8
Gama mecánica/Versiones - 7
Relación valor-precio - 7.5

7.8

Notable

Mercedes-Benz vuelve a la a sorprendernos con una excelente apuesta SUV -de tamaño medio -Premium que nos hará disfrutar gracias a su completo equipamiento, a su gama mecánica asociada a la nueva transmisión 9G TRONIC y a la tracción 4MATIC. Sus capacidades fuera de la carretera son excelentes, igual que la dinámica en el asfalto. Todo esto no nos hace renunciar a un interior verdaderamente confortable y que ahora viene plagado de innovaciones y de tecnología. Nos atrevemos a decir que la marca de la estrella ha trasladado parte del espíritu innovador de las clases superiores a una categoría más accesible.

No cabe duda que la nueva estrategia de Mercedes-Benz de crear un producto con aspecto juvenil, mejor equipado y que se ajuste a bolsillos más modestos está funcionando más que bien.

Si el Clase A, el Clase B, el CLA y el Clase C han sido un éxito, no te puedes imaginar lo que está significando para la casa germana de la estrella cruzar esa exitosa combinación con lo que actualmente demanda el mercado, lo que viene siendo un vehículo de tipo SUV. Así es, el GLA está imparable y ahora la marca se presenta en el mercado con una novedad, el GLC, un modelo que llega para sustituir al desafortunado GLK. El GLC no sólo estrena ADN, estrena la nueva nomenclatura de gama, la nueva nomenclatura mecánica y un montón de mejoras que hacen que el vehículo cuente con una agradable dinámica de conducción dentro de la carretera y una capacidad muy interesante fuera de ella (ángulo de ataque y salida 21,7 y 23,1 grados respectivamente, un ángulo ventral de 16.8 grados, una profundidad de vadeo de 300 mm y una capacidad ascensional del 70%).

Mercedes GLC 11

Has leído perfectamente. Los SUVs ya no son lo que eran y por eso Mercedes-Benz quiso demostrarnos de lo que eran capaces sus vehículos de la familia G. Nosotros hemos probado el GLA, el GLC, el GLE y el GLE coupé, sin embargo me voy a centrar en el GLC ya que es el que mejor venta va a tener en el mercado y porque es el que más me ha sorprendido fuera del asfalto.

Hemos rodado por caminos en muy mal estado a alta velocidad, hemos hecho cruces de puentes, hemos cruzado un pequeño riachuelo y hemos subido por embarradas pendientes con el equipamiento que el modelo trae de serie y sinceramente, me ha dejado muy sorprendido, pero mejor, vamos por partes.

Diseño exterior

Ya en el Clase C el equipo de diseño trasladó los rasgos más característicos de la línea más clásica y elegante de las clases superiores de la marca –Ver Prueba Mercedes-Benz Clase S– a un tamaño más compacto y en cierto modo, lo que se ha hecho es robustecer y muscular este diseño y convertirlo en un SUV.

Las dimensiones del modelo han aumentado respecto al GLK. El nuevo GLC es más de todo, pero lo mejor es que os lo resuman en una tabla para que os hagáis una idea de lo que hablo.

 GLKGLC
Cotas básicas de la carrocería (mm)
Batalla2.7552.873+118
Ancho de vía delante/detrás1.574/1.5971.621/1.617+47/+20
Longitud4.5364.656+120
Anchura1.8401.890+50
Altura1.6301.639+9
Cotas del habitáculo (mm)
Del centro de la rueda delantera hasta el punto de referencia del asiento 11.5271.567+40
Desde el punto de referencia del asiento del conductor hasta las plazas traseras808846+38
Espacio efectivo para las piernas en las plazas traseras891948+57
Anchura a la altura de los codos, delante1.4421.499+57
Anchura a la altura de los codos, detrás1.4401.474+34
Espacio para los hombros, delante1.4011.455+54
Espacio para los hombros, detrás1.4081.436+28
Altura máxima hasta el techo, delante1.0571.065+8
Altura máxima hasta el techo, detrás1.0121.005-7

Si crees que el GLC es un mastodonte te equivocas porque es algo más compacto que el Clase C Estate que os recuerdo que cuenta con una distancia entre ejes de 2.840 milímetros, una longitud de 4.702 milímetros, un ancho de 1.810 mm y un alto de 1.457 mm.

Si nos centramos en el diseño nos topamos con unos bordes muy definidos y superficies muy curvas, el exterior del nuevo GLC que ponemos a prueba cuenta con un diseño en el que predomina un gran entramado de superficies cóncavas y convexas que crean unas líneas muy singulares.

Mercedes GLC 20

Su agresivo frontal destaca por su parrilla y su capó en forma de “V”. Al igual que en otros modelos de la marca, el cliente puede elegir entre varios frontales. En nuestra unida de pruebas contábamos con la presencia del paquete de lanzamiento Edition 1, un interesante pero caro paquete que deja al GLC con un aspecto exterior muy atractivo.

Para que te hagas una idea, el sobreprecio por el equipamiento Edition 1 es de 8.211 euros con IVA incluido y en la última parte de la prueba te detallo todo su equipamiento para que estudies si te interesa realizar el desembolso o no.

En la zona central de la parrilla en negro mate nos topamos con dos lamas horizontales dobles que montan en posición central la estrella de la marca de generosas dimensiones. A los extremos encontramos los faros que acentúan aún más las líneas del capó gracias a los módulos de luz diurna LED que son como unas “cejas enfadadas”Nuestra unidad contaba con los Faros LED Intelligent Light System de serie. En modelo como en el Clase C, este sistema supone un sobrecoste de  779,24 euros pero en el GLC forma parte del equipamiento de serie. A diferencia de los faros halógenos de serie, esta tecnología lumínica ofrece diversas funciones adaptativas de iluminación, pues los faros se adaptan automáticamente a situaciones climáticas y de conducción.

Mercedes GLC 3

El espectro luminoso de los faros LED es más similar al de la luz diurna que, por ejemplo, el de los faros de xenón, por lo que cansan menos la vista del conductor. No resulta necesario cambiar las bombillas durante toda la vida útil del vehículo.

Siguiendo una línea descendente en el diseño del frontal, encontramos el deportivo paragolpes delantero con el que contaba nuestra unidad de pruebas. El parachoques delantero incorpora tres entradas de aire adicionales a la parrilla, una central que se encuentra en la parte inferior de la matrícula y otras dos a ambos lados que son decorativas. Los seis sensores de aparcamiento delanteros están integrados en el parachoques y su precisión es milimétrica. La parte inferior cuenta con un protector de bajos cromado sobre una superficie en color negro contraste. Esta superficie de color contraste fluye por el diseño del modelo a través de los pasos de rueda, el lateral y termina en la parte posterior del vehículo.

   ¿Buscas coche NUEVO?
Descubre nuestras ofertas »

Lateralmente, el GLC es realmente atractivo. La superficie lateral es muy limpia, algo que mejora la estética exterior pero penaliza la funcionalidad ya que no encontramos ninguna protección lateral contra pequeños golpes.

Mercedes GLC 6

Visto de lado, el GLC gana enterosSu diseño destaca por la línea arqueada de las ventanillas que nace en los retrovisores laterales que integran los intermitentes LED sobre una superficie en color negro piano y en nuestra unidad estaban equipados con abatimiento eléctrico, un paquete de iluminación de cortesía LED, intermitente LED y Paquete de control de carril para controlar el ángulo muerto.

La vista lateral se encuentra opcionalmente rematada por unas impresionantes llantas AMG multiradio que encierran unos discos delanteros perforados. En nuestra unidad, las llantas montaban unos neumáticos Pirelli Scorpion Verde en medidas 255/45 R20 101W. Pese a que parezcan unas medidas desmesuradas, llenan perfectamente el paso de ruedas. Tal y como os he comentado, los pasos de rueda del GLC están en marcados por un marco en color contraste.

Mercedes GLC 9

Las líneas cóncavas y convexas se pueden apreciar también en la parte trasera del vehículo. Las luces traseras siguen la línea del lateral, cubren las esquinas y la línea del gran portón –que divide los faros en dos partes- del maletero. La iluminación de los faros traseros se ofrece en nuestra unidad mediante cables de fibra óptica y módulos LED. La luz de freno, dispuesta entre el catadióptrico y el piloto trasero, se ilumina con distinta intensidad de día y de noche, siempre dentro de la normativa vigente.

La inclinada luna trasera cuenta con una forma convexa que encaja a la perfección en los pilares D. En nuestra unidad contábamos con la ayuda al estacionamiento mediante sensores acompañado de una cámara que se deja caer desde el portamatrículas y resulta sólo visible cuando activamos la marcha atrás. Resultaría recomendable una apertura doble de portón y luna trasera. En vez de sólo portón eléctrico.

Mercedes GLC 14

Al encontrarse equipada el equipamiento de la Edition 1, encontramos un parachoques musculoso con dos salidas de escape integradas en combinación con un difusor en color contraste que le da un toque deportivo al modelo. Cabe destacar que sólo una de las salidas es de verdad, la otra es simulada.

Visto desde arriba nuestra unidad contaba con una gran parte del abombado techo con dos rieles de techo galvanizados que contrastan con las pinturas exteriores más oscuras pero que apenas eran perceptibles en nuestra unidad pintada con un color Plata diamante metalizado con un sobrecoste de 1.078 euros.

Diseño Interior

El interior del nuevo Clase C continúa con el gran paso adelante en términos de calidad y evolución que hemos podido ver en el exterior.

A gran parte de los elementos del equipamiento interior se les ha dotado un acabado galvanizado, dando lugar a superficies metálicas con “tacto frío” pero muy moderno y deportivo que en nuestro caso contrastan con una superficie en negro brillante que si bien es cierto que dan apariencia de calidad, también lo es que es casi imposible tenerla limpia o sin arañazos.

El trabajo de distribución y montaje se ha realizado con sumo cuidado pero no por esto, el interior está exento de fallos. El salpicadero incorpora cinco salidas de aire redondas. La dirección del flujo de aire se regula con una rueda que junto con el mecanismo se asemeja a la turbina de un avión. La superficie plástica brillante de nuestra unidad contaba con millones de microayaduras que dan un aspecto pésimo y que aumentarán con el paso de los años por lo que nos decantaríamos por un acabado en madera o metálico pero claro, esto supone un desembolso que puede suponer entre 500 y 1200 euros.

Mercedes GLC 33

Lo más visible de la consola quizá sea la pantalla de grandes dimensiones que pertenece al COMAND Online con disco duro de navegación, LINGUATRONIC. La pantalla está rodeada por un marco negro, tal y como sucede con el resto de equipos de la marca Becker. Su manejo se realiza mediante un nuevo mando táctil al que van aparejados dos botones. La navegación por la pantalla es realmente cómoda e intuitiva y la posición de los comandos está próxima al apoyabrazos por lo que es muy accesible para el conductor.

He de decir que la pantalla es un poco “pegote”. No puede extraerse, ni replegarse y mucho menos adaptarse en caso de reflejo por lo que en cierto modo, es un gran error. Estaría bastante mejor que la pantalla pudiese ocultarse tal y como hace Audi con sus sistema de infoentretenimiento.

Mercedes GLC 19

Otro de los grandes errores de la distribución de botones es la ubicación del warning que no solo cuenta con un botón muy pequeño sino que además queda bastante alejado del radio de acción del conductor.

Nuestra motorización venía asociada al cambio automático 9G-TRONIC que carece de palanca de cambios como tal y es sustituida por una maneta situada a la derecha del volante y como no, con un sistema de levas.

Este “American Style” en la palanca de cambios hace que el vehículo logre un gran hueco con tapa en donde tradicionalmente se encuentra el accionamiento del cambio de marchas y la palanca. Por otro lado, al poseer un freno de estacionamiento eléctrico, ganamos espacios en la prolongación de la consola central.

Mercedes GLC 25

El cuadro de instrumentos se compone de dos grandes círculos. En nuestro acabado contábamos con unas agujas de color rojo.

El fondo de las esferas es oscuro y los dígitos y marcas blancas. Justo en la parte central del panel de instrumentos encontramos el ordenador de abordo formado por una increíble pantalla a todo color en la que podemos consultar cualquier información necesaria para el conductor (agenda, velocímetro digital, teléfono, navegación, parciales, consumos etc…)

Noticias del motor y Ofertas de Coches Nuevos - Autonocion.com