Inicio » Preparaciones de vehículos » 414,99 km/h en Mortefontaine: El Bugatti Veyron de Oakley Design es mejor de lo que esperábamos
3

414,99 km/h en Mortefontaine: El Bugatti Veyron de Oakley Design es mejor de lo que esperábamos

La producción del Veyron ha finalizado y, aunque ya os hemos contado toda la información de su sucesor -el Bugatti Chiron– lo cierto es que parece que a Oakley Design le han entrado ganas de meterle mano al que quizá sea uno de los superdepotivos modernos que más ruido han hecho en la historia del automovilismo.

Ya os hablamos de él hace unos meses, cuando el especialista fue cazado en un banco de pruebas trabajando sobre el prototipo inicial. Finalmente, la espera ha terminado y algún afortunado propietario podrá disfrutar de uno de los Bugatti Veyron más salvajes hasta la fecha.

2

Sí, parece que hay gente que no se conforma con la abundante potencia del Veyron y necesita más, mucho más. Es por ello que Oakley Design ha querido someter al superdeportivo por excelencia a un notable aumento de potencia, acompañado, como no, de una considerable reducción de peso a base de sustituir multitud de piezas de fábrica por otras fabricadas en fibra de carbono.

Tras esa llamativa carrocería bicolor que bien podríamos asemejar a la de un taxi de Barcelona (salvando las palpables diferencias, claro está), se esconde un kit de carrocería perfectamente integrado cuyos paragolpes delantero, capó, pasos de rueda, taloneras, techo y difusor, entre otros, son de nueva factura y están hechos en su totalidad de fibra de carbono. De hecho, sólo se salvan las puertas, que son las de serie.

   ¿Buscas coche NUEVO?
Descubre nuestras ofertas »

Bugatti 2

Como se puede apreciar, la atención a los detalles es máxima tanto en el interior como en el exterior. Al ribete amarillo de las llantas, las pinzas de freno y la revisada cubierta del motor, ahora más aerodinámica y provocativa, se suma un habitáculo de primera que sigue el esquema de color de la carrocería, sin renunciar nuevamente al uso abundante de la fibra de carbono en múltiples elementos.

1

Sin embargo, el plato fuerte llega bajo el capó, donde el poderoso bloque W16 que Bugatti monta en el Veyron deja bien atrás los 1.001 caballos de serie para alcanzar una potencia total de 1.160 caballos y 1.500 Nm de par motor. Por desgracia, no conocemos sus especificaciones técnicas, pero éstas deben situarse muy cerca de las ofrecidas por el Veyron Super Sport, o al menos, eso es lo que ha pretendido el preparador. Si queréis ver todos los detalles no os perdáis el vídeo.

Galería de imágenes

Noticias del motor y Ofertas de Coches Nuevos - Autonocion.com